Marco López busca seguir rompiendo barreras y ser gobernador de Arizona

·4  min de lectura

Tucson (AZ), 23 jun (EFE News).- Marco López se considera un “soñador” que busca seguir rompiendo barreras y convertirse en el primer gobernador latino de Arizona en cerca de medio siglo en las elecciones de 2022.

Nacido en la ciudad fronteriza de Nogales, Sonora (México), López llegó a vivir a Estados Unidos cuando tenía solo dos días de nacido para después obtener la nacionalidad estadounidense.

Hijo de padres mexicanos, desde muy chico aprendió a valorar el trabajo duro y sobre todo la educación y las puertas que se pueden abrir con ella.

“Mi familia me enseñó a valorar la educación y en ese sentido me siento igual que los jóvenes ‘soñadores’”, dijo López a Efe.

Graduado de la Universidad de Arizona, López cuenta con una amplia e impresionante trayectoria tanto en el sector público como en el privado.

Parte de este éxito lo atribuye a ser bilingüe, al haber mantenido su español, por lo que lamenta que Arizona sea un estado donde en las últimas décadas se han eliminado de las escuelas públicas los programas de educación bilingüe y de estudios étnicos.

En 2001 hizo historia al ser elegido alcalde de la ciudad fronteriza de Nogales (Arizona) cuando solo tenía 22 años, el alcalde más joven que ha tenido esa comunidad.

En 2008 trabajó en el Departamento de Comerció de la entonces gobernadora Janet Napolitano, para después formar parte del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza del presidente Barack Obama.

En caso de ser elegido gobernador, López se convertiría en el primer mandatatrio latino de Arizona en cerca de medio siglo y el segundo en toda su historia.

El único gobernador latino que ha tenido Arizona ha sido el finado Raúl H. Castro, también de origen mexicano y quien fue elegido gobernador en 1974.

Desde entonces otros candidatos latinos lo han intentado, sin éxito.

López, quien en el sector privado fue asesor del magnate mexicano Carlos Slim, está convencido que la victoria del presidente Joe Biden en Arizona durante las pasadas elecciones de noviembre al igual que la elección del senador, Mark Kelly, es una muestra que el estado está “cambiando”.

Considerado un estado tradicionalmente republicano, estas importantes victorias demócratas demuestran en opinión de López que Arizona ya no es tan “rojo” como antes y que existen grandes posibilidades de cambio.

Para lograr una victoria en las urnas, López apuesta a movilizar nuevamente el voto latino, el cual considera “fundamental” para lograr un cambio en un estado conocido por su mano dura contra los inmigrantes “sin papeles”.

En caso de ser elegido, también sería el primer gobernador demócrata en más de una década. La última gobernadora demócrata de Arizona fue precisamente Napolitano, quien ocupó este puesto de 2003 a 2009.

El candidato reconoce que sin duda un tema fundamental durante las elecciones será el migratorio, por lo que aseguró que una de sus primeras medidas como gobernador sería retirar a la Guardia Nacional de la frontera.

En su opinión no tiene ningún caso que el estado intervenga en temas federales como es la inmigración y que se utilice solo como un tema político, por lo que reprobó el reciente anuncio hecho por el gobernador Doug Ducey sobre cooperación con el gobernador de Texas, Greg Abbott, para compartir recursos y combatir la inmigración indocumentada.

El candidato considera que el Gobierno federal cuanto antes debe reformar el sistema migratorio y permitir el ingreso de trabajadores y reunificaciones familiares sin necesidad de que las personas tengan que esperar años.

Basado en su experiencia al haber crecido en la frontera, López sabe la importancia que tienen para le economía local las relaciones comerciales con México, el principal socio comercial de Arizona.

“Tengo muy claro que necesitamos competir con otros estados. Más de 180.000 empleos dependen del comercio con México, principalmente con nuestros vecinos de Sonora, pero creo que podemos ir a muchos otros estados mexicanos”, dijo.

Para ello, considera fundamental mejorar la infraestructura de los puertos de entrada.

Texas cuenta con 13 puertos de entrada, mientras que Arizona solo cuenta con uno principal y dos alternos.

López lamentó que se haya extendido otro mes el cierre parcial de frontera a los visitantes mexicanos, que son vitales para la economía de las comunidades fronterizas.

“Creo que Arizona se debe de enfocar en vacunar contra la covid19 a la población fronteriza, lo que nos dará argumentos para solicitar la reapertura. Queremos revivir la economía pero no queremos poner en riesgo lo que hemos avanzado en cuestión de salud”, dijo.

Como gobernador, López también apoyaría la educación, ya que considera un serio problema que el estado ocupe uno de los últimos lugares en inversión en escuelas públicas.

“¿De qué manera vamos a tener la mano de obra capacitada que necesitamos si no invertimos en educación?” cuestionó.

También dijo apoyar la propuesta que estará en las urnas el próximo año que otorgaría la oportunidad a los jóvenes indocumentados amparados por el programa de Acción Diferida (DACA) de pagar colegiaturas como residentes en universidades y colegios comunitarios.

“Es inaudito que el estado invierta en estos jóvenes desde el kínder hasta el duodécimo grado para que después les neguemos la oportunidad de continuar sus estudios superiores”, dijo López.

Actualmente dos candidatos demócratas, entre ellos López, se han declarado oficialmente candidatos a la gubernatura de Arizona. Otros cuatro lo han hecho por el Partido Republicano.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.