Una marcha nacionalista genera graves disturbios en el Día de la Independencia polaca

Agencia EFE
·3  min de lectura

Varsovia, 11 nov (EFE).- Grupos de ultranacionalistas provocaron este miércoles graves incidentes y se enfrentaron a la policía en Varsovia, al desfilar con antorchas y desafiar la prohibición de las marchas del Día de la Independencia por las restricciones derivadas del coronavirus.

Los convocantes habían anunciado una caravana con vehículos a motor, después de que el alcalde de la capital, el liberal Rafal Trzaskowski, prohibiera la habitual gran concentración en ese día. Grupos de manifestantes abandonaron la caravana para seguir, a pie, por las calles adyacentes al recorrido previsto.

La marcha discurrió inicialmente de forma pacífica, con los participantes enarbolando banderas nacionales, encendiendo bengalas y gritando proclamas nacionalistas. Ya en el centro de la ciudad, se produjeron los primeros enfrentamientos con la policía.

La situación escaló después, cuando grupos de manifestantes abandonaron la columna y derribaron vallas de seguridad colocadas en torno al edificio, mientras los agentes antidisturbios trataban de mantener el cordón de seguridad.

Se produjeron ahí fuertes enfrentamientos entre grupos identificables como hooligans o hinchas violentos y otros individuos violentos. Los agentes emplearon gases lacrimógenos y dispararon balas de goma para contener a los manifestantes.

La situación escaló de nuevo en las inmediaciones del Museo Nacional y en la estación de trenes de cercanías. Finalmente, el fuerte contingente policial, con centenares de agentes, logró recuperar el control de la situación tras practicar algunas detenciones entre los más violentos.

Los manifestantes lanzaron asimismo antorchas y otros objetos contra edificios donde se exhibían símbolos del colectivo LGTB y banderas del arco iris. En otros puntos del centro de Varsovia se produjeron asimismo situaciones de acoso a los medios de comunicación y más enfrentamientos con la policía.

El Día de la Independencia polaca, este 11 de noviembre, ha generado ya en otros años disturbios entre manifestantes extremistas y fuerzas policiales.

PROTESTAS BAJO RESTRICCIONES POR LA PANDEMIA

Este año, el Ministerio de Exteriores había llamado explícitamente los ciudadanos a quedarse en casa, en atención a la situación creada por la pandemia, que este país está acumulando sucesivas máximas diarias récord desde principios de este mes.

Al margen de las manifestaciones extremistas, se habían concentrado en el centro de Varsovia algunos grupos de ciudadanos con intención de celebrar el día de manera pacífica.

Varios colectivos opositores habían llamado a sus seguidores a ignorar a los nacionalistas, en una iniciativa que han denominado "cuarentena del nacionalismo".

Hubo asimismo ofrendas de flores ante el monumento a la Independencia, entre ellos de la oposición liberal, aunque con delegaciones reducidas de representantes.

El fin de semana pasado entraron en vigor una nueva batería de restricciones a la vida social y la actividad económica de Polonia, entre ellas la prohibición de reuniones de más de cinco personas.

El sábado, se alcanzó la máxima diaria de 27.875 contagios en 24 horas. Este miércoles, la cifra de nuevas infecciones superó las 25.000, con 430 muertos en un día. Desde el inicio de la pandemia se han verificado así en el país más de 680.000 casos de coronavirus.

El 11 de noviembre se conmemora en Polonia la recuperación de la independencia al término de la I Guerra Mundial, en 1918.

(c) Agencia EFE