Marchas en Golán para conmemorar aniversario de huelga contra anexión israelí

Agencia EFE
·2  min de lectura

Jerusalén, 14 feb (EFE).- Cientos de drusos de los Altos del Golán ocupados por Israel participaron hoy en una marcha para conmemorar el aniversario de una huelga en 1982 contra la anexión israelí de este territorio.

Según medios locales, varios centenares de personas marcharon con banderas sirias y retratos del presidente de Siria, Bachar al Asad, por las calles de Majdal Shams, principal localidad drusa del Golán, que Israel ocupó a Siria en 1967 y anexionó a su jurisdicción en 1981.

Los congregados reivindicaron su identidad árabe y siria en las cercanías de la valla de separación con Siria, en una marcha que se suele producir anualmente desde hace décadas.

También hubo protestas al otro lado de la línea divisoria, en la zona de Quneitra, según informó la agencia estatal siria Sana.

En febrero de 1982, pocos meses después del inicio de la anexión, los drusos del Golán -esta minoría religiosa integra la mayor parte de población autóctona del territorio- iniciaron una huelga de varias semanas para rechazar la ciudadanía israelí.

La protesta acabó después de que las autoridades israelíes se comprometieran a no obligarlos a obtener la nacionalidad.

Hasta hoy, la mayor parte de drusos del Golán solo tiene permiso de residencia permanente y consta como ciudadanía indefinida.

Pero tras largos años de ocupación, muchos de ellos -especialmente los jóvenes- se sienten alejados de Siria y más apegados a Israel, y se estima que en torno a un 20% tiene la nacionalidad israelí.

Se calcula que en este territorio hay unos 26.000 drusos, que conviven con alrededor de 23.000 colonos judíos.

En 2019, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, rompiendo con el consenso internacional sobre la cuestión.

Tras la llegada este enero de la nueva Administración de Joe Biden, se especuló si habría un cambio de posición al respecto.

Hace pocos días, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, declaró que, a nivel práctico, el control del Golán seguía siendo "de gran importancia para la seguridad de Israel", pero no mostró un respaldo explícito al reconocimiento de su soberanía sobre este territorio, que el régimen sirio reclama como propio.

"Las cuestiones legales son otra cosa, y con el tiempo, si la situación cambiara en Siria (en conflicto armado desde 2011), eso es algo que consideramos, pero no estamos cerca de ello", añadió Blinken en una entrevista con la cadena estadounidense CNN.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reaccionó a sus declaraciones asegurando que "el Golán era y seguirá siendo parte de Israel".

(c) Agencia EFE