Marchan por una educación digna

·3  min de lectura

Frida Juárez

CIUDAD DE MÉXICO, junio 5 (EL UNIVERSAL).- Estudiantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), de la Ibero Puebla —también en representación de la Ibero México—, de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP), de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y representantes del grupo ProCienciaMx se dieron cita en el Palacio de Bellas Artes para protestar en nombre de la educación digna y la ciencia libre, contra la designación irregular del director del CIDE, José Antonio Romero Tellaeche, y contra la gestión de María Elena Álvarez-Buylla como directora del Conacyt.

Un centenar de personas marcharon hacia Palacio Nacional gritando consignas como "¡Yo defiendo al CIDE, no nos politicen!", "¡Álvarez-Buylla la ciencia no es tuya!", "¡Somos estudiantes, no un grupo de interés!" y "¡Un plagiador no será mi director!", que surgió luego que EL UNIVERSAL documentó que Romero Tellaeche cometió plagio en un texto académico.

Los estudiantes iban a entregar una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que expresan su preocupación por el "estado que guardan la educación superior y la investigación científica en México" y una serie de peticiones, como garantías a la autonomía universitaria y a la libertad de cátedra, destitución de Álvarez-Buylla, asignación "justa" de recursos, una audiencia y reconocimiento de la organización estudiantil.

Sin embargo, a la llegada a Palacio se encontraron con cercas y algunos elementos de la policía y se les informó que no había quien pudiera recibir la carta.

"Me siento muy desilusionada, ya que nosotros siempre hemos demostrado ser pacíficos y tener la mejor intención de diálogo", expresó Ximena Millán, estudiante de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, quien entregaría la carta en Palacio Nacional.

"Es importante recordarle al Presidente que ignorar una causa justa o, incluso, guardar silencio, también es una ensordecedora declaración", agregó.

Ser ignorados por las autoridades no fue novedad para la comunidad del CIDE. María Inclán, profesora del Centro, definió este silencio como "una constante", pues las autoridades pretenden que este movimiento no exista.

Ángel Carrillo, estudiante de cuarto semestre de la Maestría de Administración de Políticas Públicas, aseveró que el silencio de Presidencia es "cómplice" y lamentó los casos de plagio del fiscal Gertz Manero, quien fue integrado como miembro del Sistema Nacional de Investigadores de forma irregular, así como el del director del CIDE, los recortes presupuestales a la ciencia, el condicionamiento de becas.

"Jean Meyer lo dijo muy claro, esta es una guerra de trincheras que va a durar mucho tiempo. (...) Lo que pasa en el CIDE es un presagio de lo que pasará en la UNAM en los próximos años, entonces queremos demostrar que [pese] a ser su rata de laboratorio, no se lo dejaremos tan fácil y la lucha estudiantil va a seguir y vamos a seguir siendo críticos, como lo hemos sido con todos los gobiernos", detalló Carrillo.

Catherine Andrews, quien fue destituida del cargo de secretaria académica en noviembre de 2021 por José Antonio Romero, abordó el caso de plagio del director.

"Hay muchas motivaciones para estar aquí, pero en lo personal vengo a defender al CIDE, porque desde que se impuso al director espurio Romero Tellaeche la situación ha ido empeorando", resaltó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.