Marcha a Fort Bliss para protestar por la detención de menores no acompañados

Agencia EFE
·2  min de lectura

El Paso (TX), 30 abr (EFE News).- En el marco de la celebración del Día del Niño, grupos en favor de los derechos de los inmigrantes realizaron una Caminata por la Niñez en la frontera sur para protestar por la detención de menores no acompañados tras cruzar la frontera ilegalmente.

"Hicimos esto como un sacrificio en solidaridad con todos aquellos niños que vienen de Centroamérica, de países como Guatemala y Honduras, en busca de reunificarse con sus familiares y los ponen bajo custodia de agencias que no están capacitadas para el cuidado de menores de edad", dijo a Efe Dulce Carlos, presidenta de la Red Fronteriza por los derechos humanos.

Hace exactamente un mes la base militar de Fort Bliss recibió por primera vez a 500 menores no acompañados, lugar que hasta el día 29 de abril albergaba a 3.858 menores de entre 13 y 17 años de edad, según datos oficiales.

"Los cuidados que tienen estos niños no son los adecuados, están siempre bajo un miedo, y si es tiempo de frío o tiempo de calor no les dan los recursos necesarios para poder dormir. Estamos viendo que les dan un pedazo de aluminio para poder taparse", mencionó indignada Dulce Carlos.

Además de expresar su molestia con el Gobierno Federal por la forma en la que tratan a los menores no acompañados, los protestantes también buscan poner fin a las expulsiones del Título 42, que permite echar del país a los inmigrantes que entraron ilegalmente al país bajo el pretexto de la pandemia del coronavirus.

También piden que no se separe a los niños de sus abuelos, tías, tíos y hermanos cuando son detenidos por los agentes fronterizos, pues solo dejan juntos a los menores que están acompañados de sus padres o tutores legales.

Los participantes en la marcha exigieron además que se entregue lo más rápido posible a los niños no acompañados a sus familiares que ya residen en los EE.UU., dado que ahora ese plazo en algunos casos excede los 30 días.

El recorrido del medio centenar de manifestantes comenzó en el Puente Paso del Norte, el cruce más tradicional de esta región fronteriza y concluyó en Ft. Bliss, la base militar más grande de los Estados Unidos.

De manera simbólica se colocaron muñecos de peluche en las rejas de entrada de la base militar como una manera de representar la inocencia de los niños migrantes que en estos momentos están a la espera de reunirse con sus familiares.

La protesta fue organizada por las asociaciones civiles Testigo en la Frontera, Red Fronteriza por los Derechos Humanos, Coalición para Terminar la Detención Infantil en El Paso y Hope Border Institute.

(c) Agencia EFE