Con marcha exigen justicia por Estefanía, hallada muerta en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., noviembre 11 (EL UNIVERSAL).- Familiares, amigos y activistas marcharon la tarde de este viernes y protestaron afuera de la Fiscalía General del Estado (FGE) para exigir justicia para Estefanía Martínez Matías, la estudiante de enfermería, hallada muerta el 5 de este mes en una colonia de Tuxtla Gutiérrez.

La marcha de un aproximado de cien manifestantes, la mayoría mujeres, avanzó de la fuente de la Diana Cazadora, en la zona oriente, a la Fiscalía General, en el norte de la capital.

El contingente se movilizó con los gritos de "Justicia", "Justicia", "Ni una más, ni una más, ni una asesinada más", lanzados por familiares, amigos e integrantes de organizaciones feministas. Con pancartas alusivas a los reclamos y fotos de la joven, originaria del poblado Palestina en el municipio de Ángel Albino Corzo, la manifestación llegó a la sede de la Fiscalía que fue resguardada por policías antimotines.

Exigieron justicia y castigo legal para el o los responsables del deceso de Estefania, porque "no fue suicidio, fue feminicidio". "La policía no me cuida, me cuidan mis amigas", "Estefanía, hermana, aquí está tu manada", "ni una menos, ni una menos porque vivas nos queremos. No estamos todas, nos falta Estefanía".

Una de las manifestantes refirió que hasta mediados de este año, Chiapas tenía un registro de 152 muertes violentas de mujeres, de las cuales sólo 52 se han investigado como feminicidios. En el cierre de la protesta, las reclamantes quemaron pancartas de cartulina que exhibieron durante la marcha.

Estefanía , de 22años, fue hallada muerta seis días después de su desaparición el 30 de octubre cuando en compañía de un amigo, acudió a una fiesta en una colonia de la ciudad.

Su cuerpo en estado de descomposición fue hallado por personal de la Fiscalía General a orillas de la carretera a la colonia Emiliano Zapata, en el sur de la capital.

Esa tarde , sus familiares y amigos habían protestado afuera de la sede del gobierno estatal. Con pancartas exigían a la Fiscalía su inmediata búsqueda y localización.

La dependencia ministerial indicó ese día que una vez que fue localizado el cadáver, la indagatoria continuaría "con la debida integración bajo el protocolo de feminicidio por la Fiscalía de materia correspondiente".

Esto, porque "existen indicios suficientes que podría tratarse de hechos delictivos derivados de un enfoque de género".