Marcelo Longobardi: "El peronismo está en la tribuna del circo y el trapecista es el presidente"

LA NACION
·3  min de lectura

En un crudo editorial sobre la Argentina, Marcelo Longobardi afirmó que el presidente de la Nación, Alberto Fernández "renunció a la idea de liderar un proceso político propio", y que "ha convalidado el capitalismo financiero que decía combatir", ofreciendo en el mercado de bonos una tasa en dólares que ronda el 17 %"que nadie paga en el mundo". Además, sostuvo que el dólar en nuestro país funciona como en el cuento de Jorge Luis Borges, El Aleph, "porque en el dólar se concentran todos los conflictos del país en un solo punto".

Marcos Novaro, sobre la carta de Cristina Kirchner: "Parece que apoya a Alberto pero en realidad lo está destruyendo"

"La solución al problema del dólar nos ofrece una visión muy acabada de las limitaciones que tiene el presidente Alberto Fernández, agravadas por la carta, para poder gobernar la Argentina", sostuvo el conductor de Cada mañana (Mitre).

"Si el presidente convalida un proceso devaluatorio lo poco que le queda bajo control se le va. Al mismo tiempo, y como consecuencia de sus limitaciones, si no lo convalida termina con una economía que es esto: los empresarios que se van, la economía que se paraliza, no se puede fijar un precio, todo el mundo ya no mira el blue, sino el contado con liquidación que es una operación de especialistas", consideró Longobardi, y añadió: "Para postergar la solución de este dilema dramático, el presidente ha convalidado otra cosa, que es el capitalismo financiero, que es lo que el presidente hasta hace horas repetía que pretendía combatir".

Mercados: por qué bajan las acciones argentinas y sube el riesgo país hasta casi 1500 puntos

"El presidente termina ofreciéndole al mercado bonos, lo que no ofrece ni a Afganistán; el gobierno argentino paga 17 % de tasa de interés en dólares, generando un problema más grave que el que pretende resolver", analizó.

"La política argentina juega con el colapso para dirimir sus conflictos. El presidente Fernández renunció a la idea de liderar un proceso político propio. Primero se lo vio como un árbitro, ahora se lo ve como un subalterno", analizó Longobardi
Fuente: Archivo

"Es obvio que para resolverlo el presidente tiene que tener una cosa de la que carece, que es un contexto político apropiado, el apoyo de su partido, un equipo competente, una coalición más amplia, un pacto, un diálogo nacional o lo que corno sea para poder actuar y no sentir que si emprende una solución agrava el problema", caracterizó.

La carta completa de Cristina Kirchner donde habla del dólar y pide un "acuerdo con todos los sectores"

"Y como posterga la solución está agravando el problema con una tasa de interés que no paga nadie en el mundo. Estamos metidos en un problema muy serio porque el presidente no tiene margen de solución para hacer, o lo uno o lo otro, y por lo tanto opta por un camino dramático, que es postergar la solución mientras la economía argentina se desangra y la política se desordena", dijo el editorialista y, con un tono sombrío, comparó: "El peronismo está en la tribuna del circo y el trapecista, que es el presidente, está colgado de las sogas, y están mirando a ver si se cae".

Luis Novaresio: "La carta de Cristina Kirchner es un mazazo a la gestión del Presidente"

"Este Aleph donde se concentran todos los conflictos de la política argentina nos devuelve esta escena de que la política argentina juega con el colapso para dirimir sus conflictos. La elección (presidencial) no dirimió el conflicto del poder. El presidente Fernández renunció a la idea de liderar un proceso político propio. Primero se lo vio como un árbitro, ahora se lo ve como un subalterno. Y mientras tanto la política mira el espectáculo desde la platea jugando con el colapso para dirimir el conflicto", finalizó.