El plan maestro de Heineken y Central Lechera Asturiana para evitar el éxodo rural

Desde hace décadas, algunas regiones de España se están viendo afectadas por un fenómeno imparable: la despoblación. Miles y miles de habitantes de las zonas rurales llevan años desplazándose hacia las áreas urbanas en busca de oportunidades educativas y laborales, convirtiendo nuestro país en un auténtico desierto demográfico.

Heineken y Central Lechera Asturiana son algunas de las marcas que están buscando fórmulas para evitar la despoblación del mundo rural. Foto: Getty Creative
Heineken y Central Lechera Asturiana son algunas de las marcas que están buscando fórmulas para evitar la despoblación del mundo rural. Foto: Getty Creative

La denominada ‘España Vaciada’ ocupa cerca de un 58% del territorio español y abarca, fundamentalmente, las regiones interiores del país: las dos Castillas, Extremadura, Aragón y La Rioja, principalmente, y algunas zonas de Galicia y Andalucía. La escasez o falta de todo tipo de recursos básicos (educación, sanidad, comunicaciones por carretera o acceso a Internet) provoca que la población de estas zonas emigre. A su vez, esto se traduce en la pérdida de tejido empresarial. Y, a pesar de los esfuerzos, las mejoras no llegan a materializarse, por lo que los ciudadanos no tienen incentivo alguno para mudarse a estas localidades. ¿Cómo revertir este fenómeno? ¿Se puede frenar la tendencia? Las marcas de alimentación tienen un plan.

Considerando su extensión, el territorio de la España rural es imprescindible para la construcción y el mantenimiento de la industria de nuestro país. En este sentido, el sector de la alimentación y bebidas, la principal rama manufacturera España, tiene un papel esencial.

Por este motivo, las empresas de alimentos y bebidas han decido establecer sus plantas de producción en la España Vaciada. En concreto, el 40% de sus fábricas se encuentran en la España rural, es decir, en localidades con menos de 20.000 habitantes, donde ya trabajan unas 75.000 personas. Además, el 30% de ellas están ubicadas en municipios con menos de 10.000 habitantes.

Recientemente, se celebró la III Jornada Impulso de las Marcas por la España Vaciada. Organizada Promarca, la asociación que engloba a fabricantes de marcas líderes de alimentación, bebidas, droguería y perfumería de España, la cita tuvo lugar en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y en ella participaron los directivos de cuatro empresas que se distinguen por su apoyo a la España rural, como son Pernod Ricard, Heineken, Lactatis y Central Lechera Asturiana.

Las marcas de fabricantes contribuyen a mantener el dinamismo socioeconómico en el medio rural y generan un impacto positivo en las zonas en las que deciden establecer sus infraestructuras. Con la creación de ofertas de empleo duraderas y de calidad, ayudan al desarrollo económico y a crear un futuro para la comarca, de la región y, por tanto, también del país. Su compromiso puede ser determinante para conseguir frenar la despoblación.

El objetivo es atraer más población hacia la España Vaciada, y esto solo será posible cuando el medio rural ofrezca una mejora significativa de oportunidades en comparación con las ciudades.

También de interés:

· Cambio de tendencia en la búsqueda de vivienda tras el éxodo urbano por la pandemia

· La rebelión de las panaderías: ¿tienen las tostadas del desayuno las horas contadas?

· El nuevo "capricho" del invierno: esto es lo que va a costar calentar una casa

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También te puede interesar:

VÍDEO | Compra un calendario de adviento de figuritas por Internet y lo que encuentra dentro no tiene desperdicio