Así marcan las puertas los ladrones para saber si hay alguien en casa

El verano es la época del año en la que se producen más robos en domicilios debido a la alta movilidad ciudadana por vacaciones. Muchas casas se vacían durante los meses de julio y agosto y los ladrones lo aprovechan para dar el golpe. Previamente, estudian la vivienda que quieren asaltar marcando la puerta para saber si hay actividad en el interior. Pero, ¿cómo lo hacen?

Pues bien, la señal más utilizada en los últimos años es una pequeña cuña de plástico que colocan generalmente en la parte baja de la puerta, entre el portón y el marco. Se trata de un sistema de marcaje discreto en el que nadie repara porque no está al alcance de la vista y se trata de un material transparente y poco llamativo.

Así lo explica un usuario de TikTok llamado @elcerrajerodetiktok a través de un vídeo en el que aparece colocando el trocito de plástico en la entrada de una vivienda, tal y como lo harían los cacos: “Mirad, aquí tenemos el trocito de plástico, que casi no se nos ve en la mano y lo pondrían aquí, pellizcado. Y no se ve”.

Una vez colocado, los delincuentes suelen esperar de 24 a 48 horas antes de volver a la vivienda marcada. Transcurrido este tiempo, si ven que la señal sigue en el mismo sitio, querrá decir que no hay actividad en el interior y, por lo tanto, que la casa está vacía. Es entonces cuando entrarán forzando la puerta.

A parte de este, hay otros métodos muy similares como colocar un filo hilo de pegamento entre el marco y la hoja de la puerta, también en la parte baja de la misma. Por este motivo, la autoridades recomiendan estar atentos y avisar a la policía si vemos algo extraño.