Maratón de Buenos Aires: recorrido, cortes de calle y protocolos de la esperada vuelta de un clásico

·4  min de lectura
Maratón Buenos Aires 21 y 42 k
Gerardo Viercovich

Volvieron los teatros y sus actores, los partidos de fútbol y sus jugadores, pero lo que no había regresado aún a la ciudad de Buenos Aires eran las carreras y sus “runners”. Esas oleadas de remeras estridentes, que solían cubrir las principales avenidas los fines de semana habían mostrado su última expresión en marzo de 2020 y luego, nada. Tras 19 meses de ausencia por las restricciones que impuso la pandemia del nuevo coronavirus, el domingo la Capital amanecerá atravesada por un río de corredores. A las 7, se largó la 36º edición de la Maratón de Buenos Aires (que comprenderá el recorrido de 42 kilómetros) y, 30 minutos después, fue la partida de su hermana menor, la Media Maratón (21 kilómetros). Aunque con la marca de la pandemia, donde nada vuelve a ser como antes.

El distanciamiento entre los corredores promete ser estricto y superior a 1,5 metros. La carrera no tendrá la gloriosa foto del podio final ya que se evitará cualquier tipo de aglomeración. Así también serán parte del recuerdo las carpas y gazebos de los running teams que poblaban todo el espacio verde entre las avenidas Figueroa Alcorta, Monroe y Juramento. A los participantes se les exigirá el certificado de vacunación contra el nuevo coronavirus con al menos una dosis aplicada (además del apto médico que ya era usual) y se les tomará la temperatura al llegar a la zona de largada. Deberán mantenerse con el barbijo hasta el momento de la partida y, si antes todos procuraban tener a mano agua, ahora les pondrán en las manos alcohol en gel.

Cómo será el recorrido de la Maratón de Buenos Aires 2021

Se espera llegar a la mitad de participaciones de años anteriores. En la media maratón solían ser 20.000 corredores y en la maratón 10.000, por lo que aguardan 10.000 y 5000 respectivamente. La cantidad se terminará de definir a último momento ya que se combinan quienes se habían inscripto en el 2020 y no pudieron largar, con las nuevas inscripciones. De todas formas, bastante más de 10.000 personas coparán el asfalto porteño.

“Seberos”. El circuito en las sombras detrás de una actividad a la vista de todos

El circuito será el mismo que en la última edición, la del 2019. La maratón y la media maratón empezarán por la avenida Figueroa Alcorta rumbo al centro de la ciudad y la distancia mayor recorrerá emblemas porteños como el Planetario, el Obelisco, el Teatro Colón, la cancha de Boca y la Casa Rosada. El cronograma de cortes de calles iniciará a las 4.30 en la zona de la largada y avanzará hasta las 7.30 en distintos sectores del recorrido, y se mantendrá hasta las 13.30 en la llegada.

El distanciamiento entre los corredores promete ser estricto y superior a 1,5 metros
Silvana Colombo


El distanciamiento entre los corredores promete ser estricto y superior a 1,5 metros (Silvana Colombo/)

Los corredores no partirán en simultáneo, como era usual, sino en tandas de 250 deportistas cada un minuto. En esta oportunidad el azul francia pintará la remera oficial. El control sanitario no estará solo enfocado en la prevención del Covid-19, sino también en la salud integral de los deportistas. Habrá en la zona 13 ambulancias, 14 carpas de primeros auxilios, 39 desfibriladores, 11 motos que recorrerán el circuito, 96 socorristas, y todo el abanico de personal de salud (cardiólogos, emergentólogos, deportólogos, enfermeros y kinesiólogos). Ambas distancias de la competencia son “cardioprotegidas”, es decir que cuentan con un desfibrilador, como máximo, cada 500 metros del circuito.

Las medallas

Luego de recorrer decenas de kilómetros, los corredores se encontrarán, al cruzar el arco de llegada, con su ansiada medalla de finisher, que acredita el cumplimiento del desafío. Pero esta vez no será colgada del cuello: para evitar el contacto, deberán tomarla ellos mismos de unas mesas, menos simbólico pero igual de práctico.

Lo que no quita que el diseño de la medalla haya sido meticuloso y analizado al detalle. Los alumnos de la Escuela Técnica Raggio ganaron un concurso para crear las condecoraciones de ambas distancias. En el caso de la maratón, lucen grabadas la fachada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y la Floralis Genérica, el monumento lindero al edificio, ambos puntos muy cercanos al circuito. En cambio, el premio para los finalistas de la media maratón lleva grabado el Congreso de la Nación, el Planetario y la misma flor de enormes hojas metálicas.

El circuito será el mismo que en la última edición, la del 2019
Silvana Colombo


El circuito será el mismo que en la última edición, la del 2019 (Silvana Colombo/)

El domingo también Chicago también vivirá su maratón, y al día siguiente lo hará Boston. Se sumarán a Roma, Viena y Berlín que ya poblaron sus calles de corredores.

Los corredores fueron de los primeros en reaparecer a medida que se fue flexibilizando el aislamiento más estricto, pero los últimos deportistas en volver a competir. El domingo llegará su hora: saldrán a correr con el amanecer, para dejar atrás tanto encierro y sentir el aire en el pecho, con la esperanza de que lo peor parece haber pasado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.