Maradona evoluciona bien tras operación de edema

ALMUDENA CALATRAVA
·4  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — La leyenda del fútbol mundial Diego Maradona se recupera de su operación de edema en el cerebro bajo la atenta mirada de muchos compatriotas, líderes regionales y la otra estrella del deporte rey en Argentina Lionel Messi.

"Se encuentra sin ningún tipo de complicación asociada a la operación quirúrgica. Cursa un excelente posoperatorio”, dijo Leopoldo Luque, el médico personal de Maradona, a las decenas de periodistas apostados el miércoles a las puertas de la clínica privada Olivos, en las afueras de Buenos Aires, donde la víspera “El Diez” fue intervenido de forma exitosa.

Al ser consultado sobre cuándo saldrá Maradona de la terapia intensiva, Luque, quien es neurocirujano y dirigió la intervención, fue cauto.

“La evolución de Diego es día a día. Hoy va a estar en terapia intensiva y vamos a ver en qué momento hacemos una tomografía de control", señaló el médico, que no dio precisiones sobre la causa del edema.

Maradona, de 60 años recién cumplidos, fue sometido a la operación luego de ser trasladado a la clínica de Olivos desde un centro médico de la ciudad bonaerense de La Plata, al sur de Buenos Aires, donde había sido internado el lunes para realizarse varios estudios debido a que sufría deshidratación, anemia y un cuadro depresivo.

No fue hasta la tarde del martes cuando una tomografía de rutina detectó un hematoma subdural, que es la acumulación de sangre entre la corteza cerebral del cerebro y la duramadre, que es una membrana que se encuentra adherida a la parte interior del cráneo, algo generalmente provocado por un golpe en la cabeza.

La cirugía consistió en practicar un pequeño orificio en el cráneo para drenar el líquido acumulado.

Luque acotó que cuando le fue retirado el drenaje, el actual entrenador de Gimnasia y Esgrima “se reía y me agarraba la mano”.

Allegados al excapitán de la selección argentina señalan que éste último ha estado con el ánimo caído en los últimos días y no quería comer. Ante ese cuadro, su médico lo internó para hacerle estudios, uno de los cuales detectó el edema.

El mal momento de la leyenda futbolística conmovió a muchos admiradores, como Messi, quien difundió en las redes sociales un foto en la que ambos aparecen juntos.

“Diego, toda la fuerza del mundo. Mi familia y yo te queremos ver bien lo antes posible. ¡Un abrazo de corazón!”, dice el mensaje que el delantero del Barcelona escribió junto a la imagen.

El tenista argentino Diego Schwartzman, tras vencer al francés Richard Gasquet en su debut en el Masters 1000 de París, envió un mensaje de aliento al ídolo futbolístico escrito sobre el lente de una de las cámaras situada en la pista. “Fuerza Diego”, escribió.

En suelo argentino, entre bocinazos y cánticos, decenas de seguidores de Gimnasia se movilizaron en una caravana de automóviles hasta la clínica para mostrar su apoyo al técnico.

Vestidos con camisetas que llevan el rostro impreso de su ídolo y mascarillas que les cubrían la boca a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, los hinchas gritaban: “Diego querido, El Lobo está contigo”, en referencia al apodo con el que es conocido el equipo dirigido por El Diez.

“Fuerza Dios” y “Fuerza Pelusa” rezaban dos de las pancartas instaladas en las inmediaciones de la centro médico.

Anteriormente, Matías Morla, abogado de Maradona, dijo que varios líderes politicos mostraron su preocupación por el exjugador, quien arrastra un largo historial de problemas de salud.

Al respecto señaló que el presidente argentino Alberto Fernández y otros mandatarios y exmandatarios se comunicaron para saber cómo evoluciona Maradona, quien fue figura de Boca Juniors, del Barcelona y del Napoli.

“Gracias a todas las personas que se comunicaron por la salud de Diego, desde el presidente de la Nación, el presidente (venezolano Nicolás) Maduro, la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner....También (el expresidente boliviano) Evo Morales y todos los mandatarios de Latinoamérica que están preocupados por la salud”, dijo Morla.

El abogado admitió que Maradona “tenía una conducta rara...tenía comentarios referentes a parientes que habían fallecido, que los extrañaba”.

Morla descartó que Maradona vaya a viajar a Cuba para seguir un tratamiento médico, como ha hecho en otras ocasiones, al señalar que aunque ese país y Venezuela "son amigos para que esté.... Diego está con la cabeza en Gimnasia”.

Al respecto indicó que Maradona seguirá dirigiendo al equipo platense "porque la parte cognitiva no se vio nunca afectada”.

El campeón del mundo con la selección argentina en México 1986 y subcampeón en Italia 1990 estuvo al borde de la muerte en dos ocasiones por sus adicciones a las drogas y el alcohol. El año pasado fue intervenido en una de sus rodillas.

Maradona apareció públicamente en la cancha de Gimnasia el viernes pasado para dirigir ante Patronato por la primera fecha de la liga argentina. No tenía buen semblante y necesitó ayuda para caminar.