Mar del Plata: gastronómicos protestaron contra recortes horarios y pidieron ayuda del Estado

Darío Palavecino
·3  min de lectura
Reclamo de los gastronómicos en Mar del Plata por los recortes horarios
Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.– En guardia, atentos a más restricciones que parecían inminentes e ingresaron en pausa hasta una próxima evaluación del escenario sanitario local, gastronómicos marplatenses volvieron a manifestarse para reclamar que no les recorten más horas de actividad y también asistencia económica del Estado.

La movilización se realizó esta mañana a metros del Palacio Municipal, sobre la Avenida Luro, con mesas y sillas sobre el pavimento y muchos carteles que resumían varios de los principales reclamos del sector.

Coronavirus: la Ciudad ratifica su posición de no cerrar todo

“Menú del día, cuarentena mal administrada”, se quejaban desde una de las pancartas que apunta a los padecimientos que restaurantes y bares han tenido desde marzo del año pasado con cierres totales o parciales de sus locales.

Los gastronómicos de Mar del Plata protestaron contra las restricciones horarias y reclamaron ayuda económica estatal
Mauro V. Rizzi


Los gastronómicos de Mar del Plata protestaron contra las restricciones horarias y reclamaron ayuda económica estatal (Mauro V. Rizzi/)

“Nos preocupa la situación porque pueden aparecer más restricciones si continúan los contagios en alza”, dijo la secretaria adjunta de la seccional local de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), Nancy Todoroff.

Mientras en esta ciudad se desarrollaba la movilización, en La Plata se daba el informe del mapa epidemiológico de la provincia de Buenos Aires, que a pesar del aumento de casos de los últimos días mantiene a Mar del Plata en fase 4, una instancia intermedia con mayoría de las actividades habilitadas, pero con límites horarios no tan estrictos.

“Seguimos en fase 4 y eso es bueno, pero el reclamo se anticipa porque puede haber más restricciones. Y por sobre todo necesitamos que el Estado piense en asistir a los empresarios que no pueden trabajar con todas sus posibilidades”, explicó durante la protesta Hernán Szkrohal, referente del sector.

Los gastronómicos de Mar del Plata protestaron contra las restricciones horarias y reclamaron ayuda económica estatal
Mauro V. Rizzi


Los gastronómicos de Mar del Plata protestaron contra las restricciones horarias y reclamaron ayuda económica estatal (Mauro V. Rizzi/)

Mar del Plata vive una suba sostenida de contagios, aunque por ahora con promedio de 250 diarios, todavía lejos de aquel pico de 477 que se dio a fines de septiembre. Hay preocupación en autoridades públicas y responsables privados del sistema sanitario por la demanda en alza de camas de terapia intensiva. Sin embargo, los primeros advierten que hay holgada disponibilidad, a diferencia de los momentos críticos de inicios del último cuatrimestre de 2020.

Aquí los gastronómicos tienen permitido trabajar hasta la medianoche, tal lo establecido para los distritos en fase 4. En caso de que la Provincia disponga un retroceso a fase 3 por complicaciones, en esa situación el horario para atender al público en salón y envíos a domicilio se reduce hasta las 23.

Provincia: crece la presión de sindicatos docentes, pero no se suspenden las clases presenciales

“Si aparecen, que sean lo más moderadas posibles”, insistió Todoroff, que ya reconoció pérdidas de más de 1500 empleos entre gastronomía y hotelería, ambos bajo la órbita del gremio que conduce a nivel local. “Son definitivos porque corresponden a establecimientos que cerraron”, aclaró.

Reclamo de gastronómicos en Mar del Plata; el sector reconoció pérdidas de más de 1500 empleos entre gastronomía y hotelería
Mauro V. Rizzi


Reclamo de gastronómicos en Mar del Plata; el sector reconoció pérdidas de más de 1500 empleos entre gastronomía y hotelería (Mauro V. Rizzi/)

Desde el sector recuerdan a las autoridades que restaurantes y bares no han sido focos de contagio, por lo que insisten en el pedido para que se esfuercen en el control de la actividad en domicilios particulares, en particular el desarrollo de fiestas clandestinas que proliferan sobre todo durante los fines de semana.

También reclaman que se recuperen algunas herramientas de ayuda que dispuso el Gobierno durante distintos momentos del año pasado, como los ATP y el IFE. Y suman el planteo para que se les reduzcan cargas impositivas para sobrevivir en esta coyuntura.

“Cerrar las puertas sin ningún tipo de ayuda es condenarnos al fin. Lo que pedimos es que nuestros impuestos los destinen a que podamos recuperar nuestros comercios”, señaló Leo Flotta, uno de los empresarios del rubro que participó de la protesta.