Mar del Plata: Diego Santilli le entregó patrulleros al intendente Montenegro

·2  min de lectura
Diego Santilli en Mar del Plata
Galarza Delfina (Contenidos Digitales)

El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, llegó ayer a Mar del Plata donde se reunió con el intendente local, Guillermo Montenegro e hizo entrega de patrulleros en comodato por parte de la ciudad de Buenos Aires.

De este modo, Mar del Plata se sumó a los municipios bonaerenses donde ya se entregaron patrulleros de la Ciudad. Durante su visita, Santilli firmó convenios de seguridad y recorrió fábricas y comercios con el intendente de Juntos por el Cambio.

“La asistencia en materia de seguridad es fundamental. Siempre decimos que el delito no distingue fronteras y por eso llevamos adelante estas acciones. Mar del Plata es una de las ciudades más visitadas del país y cooperar con ellos es trascendental para lograr la tranquilidad de los vecinos y turistas”, señaló Santilli tras la firma del convenio.

“Mafioso internacional” y “estúpido”: el mensaje de Lenín Moreno en la polémica con Fernández

Los funcionarios recorrieron el Parque Industrial Savio, donde Montenegro, junto a su comitiva, llevó al vicejefe de gobierno porteño a visitar la fábrica de la empresa familiar de transporte y logística Bonano, fundada en el año 1963, que entre otras cosas se dedica a los acoplados refrigerados con los que se trasladan las vacunas que arriban a Ezeiza para su distribución por toda la Argentina.

También visitaron la farmacéutica local Ghion, que exporta a todo el mundo conservantes para vacunas, incluso ser seleccionada tanto por la OMS como por la Fundación Gates para desarrollar la producción que abastece a un plan de inmunización en África y Asia.

Peleas y dinero: un ajedrez arriesgado que puede ventilar secretos kirchneristas

“Da orgullo como empresas locales prestan servicios esenciales para combatir al Covid. Debemos apoyar y fomentar que cada vez haya más industria local con desarrollo de tecnología y ciencia”, destacó Santilli al respecto. La visita finalizó en la Rambla donde tanto el funcionario porteño como Montenegro conversaron con comerciantes y vecinos.