Mar del Plata. Destrozaron un balneario durante un reclamo por más playa pública

Darío Palavecino
·3  min de lectura

MAR DEL PLATA. La justicia investiga la manifestación que, en medio de un reclamo en defensa de playas públicas, derivó en importantes daños contra instalaciones de un balneario privado de la zona de La Perla.

El barbijo será el gran protagonista de la temporada

Estos hechos de vandalismo, que se extendieron durante más de media hora, quedaron registrados en videos y fotografías tomados por propios protagonistas de esta convocatoria y gente que fue testigo del desmadre de esta protesta.

"Estamos analizando pruebas recogidas para identificar responsables de los destrozos y que respondan por el delito cometido", advirtió la fiscal Andrea Gómez, a cargo de esta investigación.

La denuncia la realizó Jorge Riccillo, concesionario del parador Perla Norte, cuyas carpas y cerco perimetral fueron blanco del ataque. "No puedo entender cómo hacen algo así, los daños son muy importantes", aseguró.

Destrozaron un balneario de Mar del Plata luego de una protesta - Fuente: Diario La capitalLa denuncia la realizó Jorge Riccillo, concesionario del parador Perla Norte, cuyas carpas y cerco perimetral fueron blanco del ataque

Más allá de lo material, con estructuras y lonas que quedaron rotas por decenas, se lamenta también el tiempo que lleva volver a ordenar estas líneas de carpas que fueron arrancadas de raíz. "Estamos a punto de iniciar la temporada, hay que empezar casi de cero", dijo. Uno de los videos muestra como más de medio centenar de personas sacuden una de esas hileras hasta dejarla casi despegada de la arena.

Policía

La policía llegó al lugar cuando la manifestación, al menos en su apéndice de participantes más violentos, ya había concluido. Se limitó a generar un cordón de protección del parador con personal de Infantería. Según trascendió de fuentes de la fuerza, se evitó una intervención directa para no generar lesionados o consecuencias más graves.

La convocatoria había sido realizada por la ONG En Defensa de las Playas Públicas. Apuntaban a ese parador porque la disposición de los espacios de sombra llevaron los límites de la concesión hasta casi la propia orilla del mar, por lo que quien no paga por una sombrilla o carpa casi no tenía lugar de arena disponible en ese sector costero.

Un grupo de manifestantes destrozó las carpas del balneario Perla NorteLa convocatoria había sido realizada por la ONG En Defensa de las Playas Públicas

Más de 300 personas respondieron a cita, organizada por redes sociales. El accionar violento se atribuye a algunos integrantes de organizaciones sociales y políticas que poco tenían que ver con el reclamo original. Algunas instituciones que habían adherido a la convocatoria original salieron pronto a desvincularse de este desenlace.

"No solo es violencia sino una falta de respeto a todos los marplatenses y turistas que en plena pandemia dejan sin un espacio digno en la playa a la gente", dijeron los organizadores desde su página oficial en Facebook. Y si bien aseguraron no fomentar el accionar de los más revoltosos, advirtieron: "No criminalicen un reclamo justo".

Concesiones

Riccillo insistió que las concesiones a su cargo también incluyen otros dos espacios linderos que reservó para uso público. Y que incluso uno de esas parcelas la ofrece durante la temporada para hogares de día de la ciudad.

El reclamo por el avance de las concesiones privadas en la costa es una constante en la ciudad desde hace años. Se estima que este destino tiene casi el 80% de sus playas operadas por privados, lo que implica que en plena temporada decenas de miles de personas deban ubicarse en muy poco espacio de arena pública.

En este contexto de pandemia se acaba de conocer un protocolo previsto para la dinámica de las playas públicas de la provincia de Buenos Aires. Contempla, entre otras medidas que deberán disponer los municipios, la posibilidad de implementar demarcaciones para garantizar distanciamiento entre los usuarios de esos espacios y disponer senderos de sendero único para evitar el cruce de personas sobre un mismo corredor.