María Migliore, la ministra porteña que elogió a Hebe de Bonafini, defendió su tuit: “No avalo la grieta ni el odio”

María Migliore, ministra de Desarrollo Social de la Ciudad
María Migliore, ministra de Desarrollo Social de la Ciudad - Créditos: @Fabián Marelli

El día después de su tuit, en el que destacaba a Hebe de Bonafini como un “símbolo de lucha impulsando una agenda de justicia y derechos humanos”, María Migliore dice que está convencida de que escribió lo correcto. Su mensaje vía redes sociales, horas después del fallecimiento de la siempre polémica titular de Madres de Plaza de Mayo, quedó a contramano de lo declarado por distintos referentes de Juntos por el Cambio y del silencio de los líderes de su espacio.

“Pienso lo mismo que ayer, me interesaba rescatar una parte de la historia, en la que Bonafini y las Madres tuvieron un rol importante. No voy a avalar ni la grieta, ni el odio, ni el posicionamiento político, ni avalar el ataque a las Torres Gemelas, lugares dónde ella circuló en los últimos años”, dice a LA NACION la ministra de Desarrollo Social porteño.

-¿Hubo consultas con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta antes de emitir esa opinión?

-No, lo escribí yo, sin consultar.

-¿Y qué opina del resto de las opiniones de JxC? Fernando Iglesias, por caso, calificó a Bonafini de sectaria y autoritaria, y la acusó de avalar los crímenes del terrorismo.

-No opino sobre las ideas de otros. Que cada uno opine lo que le parezca.

Fuera de micrófono, en el gobierno porteño y en el Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad explican el gesto con un sentido más amplio. “Ella cree que hay cosas mucho más trascendentes para discutir. La Argentina está en crisis y hay que buscar cómo salir adelante”, afirmaron cerca de la ministra.

“Para poder saltar de verdad la grieta hay que poder rescatar lo que en principio es valioso de cada lado. Y María tiene esa convicción muy fuerte de intentar unir los antagonismos”, razonó otra fuente cercana a Migliore, en línea con la idea del jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que busca “construir consenso” de cara a las elecciones de 2023, aunque deja afuera al kirchnerismo duro y la izquierda de esa eventual confluencia.

En el entorno del jefe de gobierno, en tanto, aclararon a LA NACION que, en relación con la muerte de Bonafini, Larreta “no se subió al tema, lo cual también quiere decir algo”, y que tampoco dio directivas en ese sentido a sus colaboradores.

En tren de no quedar en soledad, cerca de Migliore destacan que hubo otros pronunciamientos similares, como el de Pamela Malewicz, secretaria de Derechos Humanos porteña, quien escribió: “Adiós a Hebe de Bonafini, Presidenta y fundadora de Madres de Plaza de Mayo. Una referente, que en los tiempos más oscuros de la última dictadura militar, alzó su voz”.

“María habla con [Juan] Grabois, con [Emilio] Pérsico, con Wado [De Pedro]. Para resolver los problemas tenés que hablar, y ella se siente parte de una generación que tiene que venir a la política a unir”, ejemplifican cerca de Migliore, cuyos contactos con el kirchnerismo en su rol de funcionaria, y algunos proyectos como la suspensión de los desalojos en barrios populares, fueron muchas veces objeto de críticas por parte del ala dura de Pro y de Juntos por el Cambio.

Consultada ayer por radio Rivadavia, Migliore había aclarado, en relación al escándalo de Sueños Compartidos, la fallida construcción de viviendas en la que la fallecida dirigente de derechos humanos estaba implicada: “Eso es algo que no puede pasar. Es imposible que haya corrupción en la obra pública y no decir nada al respecto”. Hoy, la funcionaria repitió que lo suyo fue “un reconocimiento de una lucha en un momento histórico tremendo de la Argentina”, pero agregó además que compartía críticas que otros compañeros de partido hicieron a la fallecida fundadora de Madres de Plaza de Mayo, aliada fiel al kirchnerismo en las últimas dos décadas.