María Eugenia Vidal tuvo su primera reunión con Ricardo López Murphy para coordinar la campaña

·4  min de lectura
Vidal y López Murphy
Vidal y López Murphy

María Eugenia Vidal, quien encabeza la lista de Juntos por el Cambio (JxC) en la Capital, bastión de Pro, compartió esta mañana un encuentro con el economista Ricardo López Murphy, flamante incorporación del oficialismo porteño, para comenzar a delinear la campaña para las elecciones generales del 14 de noviembre.

Fue la primera actividad que compartieron la exgobernadora bonaerense y el exministro de Economía tras las primarias celebradas el domingo pasado. La reunión entre Vidal y López Murphy se realizó esta mañana en el predio de Ecoparque, ubicado en el barrio de Palermo. También estuvieron Martín Tetaz (UCR), Fernando Iglesias (Pro), Sabrina Ajmechet (Pro) y la investigadora del Conicet Sandra Pitta, quien ocupará el noveno lugar en la lista de JxC.

Durante el desayuno de trabajo dialogaron sobre la crisis política que atraviesa el gobierno de Alberto Fernández tras la dura derrota electoral que sufrió el oficialismo en las PASO. A su vez, dialogaron sobre el proyecto de presupuesto enviado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, al Congreso.

Tras las dudas por su vuelta, María Eugenia Vidal logró un claro triunfo interno en el histórico bastión de Pro

La idea del equipo de campaña de Vidal, que lidera Fernando Straface, es que López Murphy y Pitta se enfoquen en los debates de los temas económicos o los ejes vinculados a la educación, la ciencia y tecnología durante la campaña. “Vamos a trabajar en el ensamble político de las listas”, señalaron fuentes porteñas. El “bulldog” se mostró conforme después de la reunión y se prepara para discutir su agenda propositiva. Los equipos técnicos de ambos espacios comenzarán a trabajar durante los próximos días para coordinar la plataforma de propuestas. “Es un honor tener estos compañeros de lista y sé que vamos a defender a todos los argentinos desde el Congreso”, apuntó Vidal.

Con un discurso de centroderecha y un perfil liberal, López Murphy cosechó el 23,33% de los sufragios en la interna porteña de JxC. El exministro de Economía, quien pretende construir una oposición amplia para que JxC vuelva el poder en 2023, esperaba sacar más votos en su regreso a la política, pero entiende que lo perjudicó la falta de debate -por la negativa de Vidal- y la diferencia de estructuras. En las primarias se enfrentó contra la candidata apalancada por el gobierno porteño y la maquinaria electoral de Pro. Mas allá del resultado de la interna, López Murphy luce satisfecho porque entiende que se impuso su línea discursiva durante la campaña: “Perdimos en los votos, pero ganamos en la narrativa”, repite.

El larrestismo lidia ahora con el desafío de contener los votos que sumó López Murphy en las PASO, sobre todo ante la buena performance que tuvo la primera experiencia en política del economista Javier Milei (La libertad Avanza), quien se ubicó como la tercera fuerza en las primarias porteñas.

En Pro consideran que el “bulldog” logró “consolidar” el apoyo de los sectores del macrismo duro –afines a Patricia Bullrich- y conservar a los seguidores del partido que estaban disconformes con la boleta de Vidal. Por eso, señalan, el exministro de Economía tuvo un buen desempeño en las comunas del norte de la Capital (la 2, 13 y la 14). En cambio, Milei tuvo un sorpresivo acompañamiento en la zonas más postergadas de la ciudad. “Sospechamos que son votos anti-sistema, que muestran malestar con el kirchnerismo”, dicen cerca de López Murphy.

Frente a la amenaza de Milei, el larretismo insisten en que JxC es la única fuerza que puede “frenar” al kirchnerismo en el Congreso. Por eso, macharán con que el objetivo es que el conglomerado opositor tenga un bloque “consistente” de 120 diputados en la Cámara baja.

Tras las dudas que generó su mudanza política, Vidal, la postulante impulsada por Horacio Rodríguez Larreta, se impuso con comodidad en la interna porteña de JxC: obtuvo casi el 70% de los votos de la alianza y se quedó con el primer casillero de la lista definitiva. Además, Vidal le sacó ocho puntos de ventaja a Leandro Santoro (Frente de Todos) en el mano a mano. Uno de los objetivos que se había trazado la candidata tras su salida de la provincia era superar el 30 por ciento de los votos en la Capital.

Sumados los sufragios que obtuvieron Vidal, López Murphy y Adolfo Rubinstein (Adelante Ciudad), la alianza JxC se alzó con el 48% de los votos. El FDT, que compitió con lista única, quedó muy lejos del oficialismo: solo consiguió el apoyo de 24,66%.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.