María Eugenia Vidal se reunió con Mauricio Macri y le explicó por qué no será candidata en la provincia

·6  min de lectura
María Eugenia Vidal se reunió con Mauricio Macri en Villa La Angostura, 2 de enero de 2018
María Eugenia Vidal se reunió con Mauricio Macri en Villa La Angostura, 2 de enero de 2018

María Eugenia Vidal se juntó esta tarde con Mauricio Macri en la quinta Los Abrojos, refugio familiar del expresidente en Malvinas Argentinas, para explicarle las razones de su decisión de no competir en la provincia en las próximas legislativas. “Fue una buena reunión, honesta”, transmitió la exgobernadora a sus allegados después de su charla a solas con el expresidente. El encuentro en la casa de Macri duró casi dos horas.

Fuentes de Pro aseguran que Vidal no le confirmó a Macri si será candidata o no en la Capital. “No hubo una definición sobre ese tema”, cuentan cerca de la exmandataria provincial.

Enfocada en tejer un proyecto presidencial a futuro, Vidal está segura de que no volverá a pelear por la gobernación en 2023. Por eso, entiende que Juntos por el Cambio requiere que surjan nuevos liderazgos en el terruño bonaerense en las legislativas. Ahora, se tomará unos días para decidir si jugará o no en la ciudad, donde Horacio Rodríguez Larreta, su socio, la tienta con encabezar la boleta porteña del espacio, un casillero que ansía la titular de Pro, Patricia Bullrich.

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta bajaron la tensión y buscan una lista de unidad de Pro en la Ciudad

Macri creía que Vidal era una carta vital para aspirar a un triunfo en el distrito electoral más grande del país. Inquieto por el futuro institucional del país, el expresidente repite que en la provincia se jugará la “batalla más importante” en las legislativas. Por eso, no comprendía por qué Vidal se rehusaba a volver a subirse al ring bonaerense. Horas antes del encuentro con la exgobernadora, el fundador de Pro comprendió que no podría convencerla para que reviera su postura. “Decile a Mauricio que no la va a convencer de ir por la provincia. Siempre jugó a full para él, ahora le toca bancar”, fue el mensaje que enviaron alfiles de Vidal al entorno del expresidente. Macri sospecha que ella aún no pudo digerir la derrota de 2019. La imaginaba enfrentando en los medios al kirchnerismo, como lo hizo en la campaña de 2017, pero nota un cambio en el perfil político de la exgobernadora. “Ella es como yo. Si no lo sentimos, no lo podemos transmitir ni vibrar”, les dijo Macri a sus colaboradores en sus oficinas de Olivos.

Tras regresar de Estados Unidos el fin de semana pasado, convocó a su mesa chica para explicarles los motivos de su decisión de no volver a la provincia. “Sabe que no quiere pelear de nuevo por la gobernación. Entonces, ¿por qué motivo va a bloquear la candidatura de los que quieren ser gobernadores en 2023?”, argumentan en el entorno de la exmandataria. Por ese motivo, respaldó el desembarco en la provincia de Diego Santilli, el postulante que impuso Larreta. A su vez, argumentan cerca suyo, Santilli podría sacar una cantidad de votos similar a Vidal.

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, entre la mística y el realismo
Fabián Marelli / LA NACION


Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, entre la mística y el realismo (Fabián Marelli / LA NACION/)

Macri rechaza esos planteos. Machaca que no se puede pensar más allá de las legislativas porque, sostiene, un eventual triunfo del kirchnerismo convertiría al país en Venezuela o Nicaragua. Game over”, sintetiza en la intimidad. Vidal y Larreta son menos dramáticos.

Ahora, la exgobernadora trabaja en tándem con el alcalde porteño para lograr una lista de unidad en la ciudad. Sus laderos repiten que no le escapa a un mano a mano con Bullrich , sino que percibe que una interna “no le haría bien” al partido. Por eso, justifican, usa un tono conciliador en sus mensajes. Además, argumentan que Larreta, único gobernante de Pro en el país, debe poder elegir a piacere a sus candidatos. “Es una locura lo que le están haciendo a Horacio. Nos falta un poco de peronismo”, se lamenta uno de sus estrategas. Pese a las fricciones, en el vidalismo son optimistas: creen que habrá consenso en el terruño porteño. Es más, no descartan una boleta encabezada por Vidal, con Bullrich en el tercer casillero. Hasta ahora, la exministra rechaza esa opción. Está dispuesta a negociar, pero pide que Larreta “ceda algo”. “No se puede quedar con todo”, avisa. Es decir, que baje a Vidal o a Santilli. Difícil.

En el entorno de Vidal tampoco descartan de plano la posibilidad de que la exgobernadora decida no jugar en los próximos comicios. Desde el sector de Bullrich sospechan que Vidal podría saltear la contienda y dedicarse a cultivar su perfil presidencial en el exterior a partir de su rol en la Organización de Estados Americanos (OEA). Hay vidalistas que no desestiman esa chance.

En la cúpula de la Ciudad confían en que habrá una lista única. “Lo de Vidal no está cerrado, pero está encaminado”, sostienen cerca de Larreta. Durante las últimas horas, varios funcionarios porteños comenzaron a elogiar la labor de Bullrich como titular de Pro. Y la ubican entre los precandidatos a presidente. Toda una caricia ante la buena predisposición de la exministra.

El plan de Santilli

Mientras tanto, Santilli se prepara para la batalla electoral en la provincia. A diferencia de Macri, en el larretismo consideran que es difícil lograr un triunfo en el distrito bonaerense. Estiman que la oposición está diez puntos abajo del kirchnerismo . Por eso, el “colo” intensificará sus recorridas por el conurbano, donde buscará pescar a peronistas que están desencantados con la radicalización de Alberto Fernández. En su debut en tierras bonaerenses, el vice de Larreta buscará recortar la diferencia a un dígito.

“Vamos a tener una linda interna con Manes”, repiten cerca de Santilli. Confiados, en Pro hay quienes sospechan que la UCR tendrá problemas para reunir los 50 mil fiscales que necesitan en todo el distrito para la contienda. También dudan de que Manes esté dispuesto a pagar el costo de ir una interna, a sabiendas de que su objetivo es ser presidente en 2023, o que consiga el financiamiento para la campaña. Especulaciones.

Ahora, Santilli intentará convencer al intendente de Vicente López, Jorge Macri, el abanderado de la resistencia al desembarco del “colo” en la provincia, de que se sume a su cruzada bonaerense. El primo del expresidente se mostró con Bullrich durante las últimas horas -una foto que fue leída cerca de Vidal como una “provocación”- y amenaza con negociar con Manes. En la Ciudad creen que esa opción no prosperará. Es más, fuentes de Pro aseguran que se activaron charlas subterráneas para acercar posturas con Jorge Macri. “Si va en una lista con el radicalismo, tiene que dejar el partido”, avisan en el vidalismo.

Si bien la UCR parecía aglutinada detrás de la figura de Manes, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quien perdió la interna con Maximiliano Abad, anunció que planea competir en las PASO de Juntos por el Cambio. Brota un Jorge Macri en el ecosistema radical.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.