María Eugenia Vidal: “El desafío es limitar el daño que el kirchnerismo pueda generar y ser alternativa en 2023”

·12  min de lectura
María Eugenia Vidal, la postulante del oficialismo porteño se prepara para la recta final de la campaña
Fabian Marelli

Apenas irrumpe en la oficina, en Retiro, María Eugenia Vidal apoya la cartera en un sillón, echa un vistazo a su celular y avisa que tiene una hora. Viene de conversar con vecinos y comerciantes en Monte Castro y por la tarde la espera un acto con jóvenes en Villa Lugano, epicentro de la única comuna porteña donde Juntos por el Cambio perdió en las PASO. Pese al ritmo frenético de su agenda proselitista, la candidata a diputada nacional del oficialismo porteño dice que no siente el trajín: “Me encanta hacer campaña”, suelta, mientras se alista para posar en las fotos.

Cuando faltan ocho días para las legislativas, Vidal repite que está enfocada en mejorar su performance en la Capital y ganar los comicios. Entiende que el país enfrenta un momento bisagra y que la oposición debe “construir una mayoría” para equilibrar el Congreso: “El desafío es limitar el daño que el kirchnerismo pueda generar y ser alternativa en 2023″, indica.

– “Las ideas de Javier Milei son las que siempre expresé yo”. ¿Reconoce al autor de la frase?

-Sí. Mauricio [Macri] siempre fue liberal en lo económico. Así que eso no me sorprende. De todas maneras, él ha dicho que su lugar es Juntos por el Cambio y que su lista es la que nosotros representamos. Esta no es una elección distrital, sino nacional. Lo que se define es la capacidad de la oposición de quebrar el quorum en ambas cámaras. Se vienen dos años difíciles y es importante ganar por amplia mayoría para que el Gobierno escuche el mensaje de las PASO. Y si no lo hace, es aún más trascendente tener una oposición seria y constructiva y un bloque sólido en el Congreso durante los próximos dos años.

-¿Usted también comparte las ideas de Milei?

-Él dice que no va a votar nuevos impuestos y nosotros tampoco. Y no vamos a aumentar los existentes. Además, tenemos propuestas específicas, como bajar los impuestos al trabajo a cada pyme que cree un nuevo puesto durante dos años, un plan de empleo joven o que el monotributo sea gratuito el primer año para los jóvenes que recién empiezan. Todo esto vinculado a que la mayor demanda que recibo todos los días es trabajo.

María Eugenia Vidal, durante la entrevista con LA NACION
Fabian Marelli


María Eugenia Vidal, durante la entrevista con LA NACION (Fabian Marelli/)

Hay una contractara muy dura. Por un lado, te piden trabajo, y por otro, los bares, pymes y pequeñas fábricas tienen miedo a dar trabajo. Y es muy difícil que una pyme crezca cuando el que emplea tiene miedo a dar trabajo, por los impuestos, por la industria del juicio laboral o porque no hay certidumbre. Hoy, tenemos el dólar llegando a 200 pesos. Eso paraliza.

-Horacio Rodríguez Larreta dijo que apoyaría un impuesto a la vivienda ociosa. Sin embargo, firmaron un compromiso de que no crearán nuevos tributos.

-Ya lo firmamos y nos comprometimos. Esta lista no puede votar nuevos impuestos ni un aumento de los existentes.

-¿Cómo explica esa declaración?

-No lo escuché.

-¿Usted estaría a favor de un impuesto por la vivienda ociosa?

-No, no estoy a favor y no lo votaría. Primero, porque ya tenemos un compromiso con toda la lista. Y, segundo, porque me parece muy difícil la definición práctica de vivienda ociosa. Así que no es momento de crear nuevos impuestos. Eso también lo dijo Horacio, así que no estamos tan lejos.

-¿Hay que “ir contra los monopolios” para bajar la inflación, como sostuvo Larreta?

-La inflación es un problema que está muy vinculado a la emisión. Los argentinos hemos atravesado varias crisis y sabemos que el plan “platita”, que intenta comprar el voto la gente, no sirvió porque lo que te dan por un lado, te lo sacan por otro. En la Argentina ya sabemos que cuando se emite más, hay más inflación.

-¿El Gobierno puede revertir el resultado con la batería de medidas que lanzó para reactivar el consumo?

-Es la gente la que decide. No creo que el voto se compre con plata. Cuando la gente quiere decir no, basta y cambiar, no hay nada que la detenga. Mucho menos la plata. Después de haber recorrido durante quince años los barrios pobres todas las semanas te puedo decir que la gente no quiere más planes, quiere trabajar.

-¿Cuánto puede crecer Milei? ¿Se puede llevar votos de Ricardo López Murphy?

-No soy analista política. Puedo decir la Ciudad ganó en 14 de las 15 comunas. En la 8 perdimos por 2500 votos. Tengo la confianza de que en esta elección vamos a poder ganar en todas las comunas.

Elecciones 2021: la decisión que revela que Máximo Kirchner y los intendentes esperan una nueva derrota electoral

-¿El “fenómeno” Milei es un llamado de atención para toda la dirigencia política?

-No sé… Y no me quiero poner a analizar el voto de Milei. La gente tiene que saber que esta es una elección decisiva. Es muy importante que en los próximos dos años, que van a ser muy duros, tengamos en el Congreso un bloque de diputados con experiencia y trayectoria. La Argentina que viene es compleja y, frente a la improvisación del oficialismo, se necesita mucha seriedad.

-Macri expresó su deseo de que Milei y Espert se incorporen a JxC en 2023. ¿Coincide?

-No hay 2023 sin 2021. Hoy está claro que somos dos ofertas diferentes. Lo que más me preocupa es poder acompañar a los argentinos en los dos años que se vienen.

María Eugenia Vidal
Fabian Marelli


María Eugenia Vidal (Fabian Marelli/)

-Usted será una de las referentes de JxC en el Congreso. ¿Qué perfil debe tener el espacio?

-Lo más importante es ser una oposición que se pueda plantar frente a lo que está mal y hacer del Congreso un lugar donde se traten los temas que a la gente le importan. La semana pasada pedimos tratamiento de dos proyectos: la ficha limpia y el cambio en la ley de alquileres. El oficialismo no quiso tratar ninguno de los dos. Con un bloque de 120 diputados, lo hubiésemos podido hacer. El desafío es cuidar a los argentinos, limitar el daño que el kirchnerismo pueda generar y ser alternativa en 2023.

-¿Cómo hará JxC para mantener la expectativa, teniendo en cuenta que no podrán bajar la inflación o generar empleo desde el Congreso?

-He sido muy clara en esta campaña: un diputado no te puede definir un plan económico o resolver el problema de la inflación ni el acuerdo con el FMI. Lo que podemos hacer hoy es construir una mayoría que limite el daño que el oficialismo pueda hacerla a la gente. Podemos tratar proyectos específicos que mejoren algunos temas. Ahora, el plan económico es una responsabilidad del Presidente y del ministro Martín Guzmán. Quedan dos años de gobierno y nos deben una respuesta sobre eso.

-Si el Gobierno pierde las elecciones, ¿se radicaliza? ¿Visualiza un quiebre entre Cristina y Alberto o no es posible?

-Espero que escuchen el voto de la gente. Nosotros no tomamos el triunfo como un cheque en blanco o una reivindicación, sino como una responsabilidad. Ojalá el Gobierno corrija su camino y defina un plan.

María Eugenia Vidal
Fabian Marelli


María Eugenia Vidal (Fabian Marelli/)

-Tanto Larreta como usted reclamaban diálogo para lograr acuerdos. ¿Endurecieron el mensaje por la campaña?

-Yo no cambié. Cuando daba las peleas contra los barones del conurbano o los sindicatos mafiosos, eran las luchas en las que creía. Eso nunca impidió que tuviera diálogo y salieran leyes en la legislatura, donde nunca tuve mayoría, en consenso con otras fuerzas. Hay un falso dilema entre el diálogo y dar las peleas que hay que dar.

-Antes de la campaña, usted decía: “Tenemos problemas muy profundos que van a exigir acuerdos”. ¿Lo ratifica?

-Hay que dialogar en el ámbito institucional, que es el Congreso. Vamos a eso. Allí, lo que se puede dialogar y acordar es exclusivamente lo que sea bueno para los argentinos. Por ejemplo, como ocurrió con el alivio fiscal o la ley de “oncopediatría”. Tenemos un lugar en el que estamos parados y del que no nos vamos a correr: los chicos en la escuela aprendiendo, no siendo adoctrinados, la gente con trabajo para poder progresar, los delincuentes presos y la política honesta.

Eso no se negocia.

-Es decir, ¿se puede dialogar con el kirchnerismo?

-Depende el tema, lo que propongan y si es bueno o no para la gente.

-¿El acuerdo con el FMI?

-Pienso que el acuerdo con el FMI es una consecuencia, no una causa. El Gobierno necesita tener un plan económico. Esta escena no tolera más la improvisación.

-¿La situación económica no da para más? ¿Es necesario que la dirigencia se ponga de acuerdo?

-Lo que no da para más es sostener esta situación sin un equipo económico que defina un camino concreto, con medidas realistas y que le diga la verdad a la gente. No es un plan zafar sino un plan para los próximos diez años, para que la Argentina vuelva a crecer. Eso debe incluir discusiones profundas. Y, por supuesto, vamos a estar para dar esa discusión.

Ahora hay una responsabilidad del oficialismo, que ha sido elegido por cuatro años para responder a estos problemas y tiene que gobernar. La de la oposición es defender los valores y el camino en el que cree.

“Este Gobierno no ha sabido representar a quienes los votaron”, dice Vidal
Fabian Marelli


“Este Gobierno no ha sabido representar a quienes los votaron”, dice Vidal (Fabian Marelli/)

-Habla de cambios estructurales. ¿Estaría dispuesta a debatir una reforma laboral? ¿Hay que sacar la doble indemnización?

-En realidad, para eliminar la doble indemnización no hace falta una reforma laboral. Es una de las barreras para que muchas pymes tomen gente. Hay que debatir cómo se genera más trabajo.

-¿Y se necesita una reforma laboral o no?

-Hay que establecer actividades promovidas. Hay sectores de la población a los que les cuesta más encontrar trabajo. La mitad de los desocupados en la Argentina tiene menos de 29 años. Tenemos que encontrar nuevas respuestas. Sin duda, creo que hay que dar un debate valiente en el Congreso sobre eso. Después, si eso termina en una reforma o no de la ley, eso vendrá después de la discusión. Pero la Argentina tiene un problema con la generación de trabajo.

-¿Teme que el 15 de noviembre haya una corrida cambiaria o un estallido social?

-Lo que marca la realidad es muy claro: 50% de inflación, dólar blue a 200 pesos, 40% de pobreza y hay 130 mil pymes que cerraron. Más que nunca se necesitan respuestas concretas.

-Para bajar el déficit, ¿se necesita un ajuste político o son recetas antisistema?

-Se necesita un ajuste en la política. De hecho, yo lo hice en la provincia. Debe hacerse por ejemplaridad, más allá del impacto que tenga en el déficit. No es tolerable que una vicepresidenta cobre una jubilación de privilegio de dos millones y medio de pesos cuando la jubilación mínima es de 26 mil pesos. No importa si es legal o no. Esa son las discusiones que tenemos que empezar a tener y son las peleas que voy a dar en el Congreso.

-¿Larreta y usted “son lo mismo”? ¿Tienen una visión económica y política homogénea o hay diferencias?

-Coincidimos en muchos temas, en la mayoría de las cosas importantes. Ahora no somos lineales ni lo mismo en términos de que somos dos personas distintas y con experiencias diversas. Pero, sin dudas, somos parte del mismo equipo.

-Larreta habla de armar una coalición con el 70% del sistema. ¿Comparte?

-Más que un acuerdo de la política, el país necesita que el 70% de la sociedad esté de acuerdo en un camino común. Después, la política viene a representar. Hay cosas interesantes que están pasando: siento que la mayoría de la sociedad ya asumió y sabe que el camino no son los planes sino el trabajo. Y que no son tolerables los privilegios en la política.

-¿Estamos ante un fin de época o crisis de representación del PJ?

-Este gobierno no ha sabido representar a quienes los votaron.

-JxC tampoco pudo resolver la inflación o controlar el dólar.

-Dejamos expectativas sin cumplir en lo económico y, por eso, fue necesario hacer una autocrítica. Ahora también es cierto que en muchos temas que habíamos avanzado, como la integración al mundo, la educación o la lucha contra el narcotráfico, estamos retrocediendo.

-¿Los complica que Macri tenga un alto perfil?

-Lo tuvo en toda la campaña. Y ahora su alto perfil tiene que ver con una causa de persecución política del kirchnerismo. El “Ah, pero Macri” está agotado.

-¿Fue un error hacer la marcha en respaldo a Macri en Dolores?

-No, todo el mundo que quiera apoyarlo tiene el derecho a hacerlo.

-¿Por qué no fueron y prefirieron sacarse una foto?

-Porque los candidatos tenemos el rol de estar en la calle todo el día, haciendo la misma tarea que nos encomendaron el 12 de septiembre: construyendo esta mayoría de 120 diputados.

-¿En qué rol imagina a Macri a partir del 15 de noviembre?

-En el mismo que ha tenido hasta ahora. Es uno de los líderes de JxC, forma parte de la mesa nacional y de las decisiones que vamos a tomar los próximos dos años.

-¿El 15 habrá varios candidatos a presidente de JxC?

-Sería un gran error de la política trabajar sobre el 23 y pensar en candidaturas personales el 15 de noviembre. La gente está con mucha desesperanza y si nos da un crédito, es que para que los acompañamos en este proceso tan duro y ofrezcamos soluciones concretas desde el Congreso, no para que especulemos sobre el lugar que nos va a tocar en el 23.

María Eugenia Vidal
Fabian Marelli


María Eugenia Vidal (Fabian Marelli/)

-¿Quién es el líder de la oposición?

-Hoy hay varios líderes. Y eso es muy bueno. Los problemas que tiene la Argentina son muy profundos y se va a necesitar un equipo con mucho peso político, experiencia y amplitud para poder sacar el país adelante.

-¿Larreta es el mejor posicionado para 2023?

-Hay varios y me parece muy anticipado hablar del 2023.

-¿Será candidata a presidenta?

-Algún día. Hoy ese no es mi objetivo. Me interpela poder construir esta mayoría en el Congreso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.