María Elena Ríos exige reunión con AMLO

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 7 (EL UNIVERSAL).- Este martes, la saxofonista María Elena Ríos, quien sufrió un ataque con ácido, brinco las vallas metálicas instaladas frente a Palacio Nacional, para exigir una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, debido a que nadie salió a recibirla, metió debajo de la Puerta Central copia del cartel de la Fiscalía de Oaxaca en la que se ofrece una recompensa de un millón de pesos quien aporte información de Juan Antonio Vera Hernández, quien es señalado de este intento de feminicidio.

La joven, originaria de Oaxaca reclamó que hace una semana acudió a Palacio Nacional en donde Leticia Ramírez, titular de Atención Ciudadana de Presidencia, le garantizó que la contactaría en uno o en dos días, pero "no me han dado ninguna resolución" y "no es para que me traten como estúpida, como lo hicieron la semana pasada".

"El motivo (de estar en Palacio) es porque vine exactamente una semana y no me contestaron nada. Me dijo Leticia Ramírez que me iba a contactar de uno a dos días, no me contactó, no me han dado ninguna resolución, me urge y necesito que mi proceso salga urgentemente de Oaxaca.

"Yo entiendo perfectamente y no es para que me traten como estúpida como lo hicieron la semana pasada. Entiendo que la Fiscalía es descentralizada al presidente, pero de pronto hacen persecuciones como a Ricardo Anaya, por ejemplo, yo no soy de ningún partido politicastro, soy feminista. Necesito justicia, porque llevo tres años que no tengo justicia", dijo.

Frente a la Puerta Central de Palacio Nacional, la joven gritó: "Soy la oaxaqueña de la que tanto hablan, usted va todo el tiempo a mi estado, pero no nos escucha. Ya lo escuchamos, ahora escúchenos. ¡No están matando, Presidente!",

"¡Queremos vivir. Es muy difícil estar aquí afuera, Presidente. ¡Conteste Presidente, conteste! Nos están matando. López Obrador, conteste, ¿Por qué tiene las puertas cerradas? ¿Por qué tiene militares afuera? ¿Por qué tiene miedo, si somos mujeres?".

El martes pasado, María Elena Ríos fue recibida en Palacio Nacional por Leticia Ramírez, encargada de Atención Ciudadana de Presidencia, a donde acudió para pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador que intervenga en su caso.

Acompañada del fiscal general de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, María Elena Ríos denunció que hay corrupción en el Poder Judicial de Oaxaca porque su agresor, el exdiputado Juan Antonio N, está a punto de recibir un amparo para reclasificar su caso por "lesiones" con lo cual podría enfrentar su proceso en libertad.

A dos años de su agresión, señaló en entrevista con EL UNIVERSAL que los magistrados "Arturo Lázaro León de la Vega, Elizabeth Roxana López Luna y Ángel Alejo Torres van a resolver el amparo en favor de mi agresor Juan Antonio N, el exdiputado para que salga de la cárcel y el proceso se lleve como lesiones y no como tentativa de feminicidio.

Al término de la conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que María Elena Ríos sería atendida por la encargada de Atención Ciudadana de Presidencia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.