Manuel de la Llata, la voz del más allá detrás de la alerta sísmica

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- Si bien escuchar las palabras "alerta sísmica", cada que un temblor está a punto de sacudir a la Ciudad de México, puede ser una experiencia de absoluto terror, esto podría convertirse en algo mucho más tétrico al saber que aquella voz que se mantiene alerta, pertenece a alguien que ya no está con vida.

Tras el sismo de 1985 que marcó un antes y un después en la historia de México, Manuel de la Llata, actor de doblaje y locutor de radio, fue el elegido (en 1993) por el recién creado Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES) para ser el protagonista de esta peculiar grabación y aunque hasta la fecha se sigue usando, el artista falleció hace más de seis años.

En esa época la ciudad no contaba con altavoces en las calles, por lo que la alerta se transmitía en todas las estaciones de radio, previniendo así a todos los escuchas para que se pusieran a salvo.

De la Llata tenía ya 25 años de trayectoria cuando fue elegido; en todo ese tiempo no sólo destacó como una de las voces predilectas de las emisoras y los comerciales de televisión, también era una de las estrellas del doblaje. Su voz, catalogada por quienes lo conocieron como "aterciopelada", le valió importantes papeles, estuvo detrás del Superman de Christopher Reeve, también fue Han Solo y hasta se convirtió en un agente secreto al doblar al jefe de "Los ángeles de Charlie".

Pero los cambios en el espectáculo, la edad y el ajetreo citadino terminaron por desgastar al actor; así como su carrera fue discreta, también lo fue su retiro. Dejó la capital para trasladarse a Querétaro, donde tenía un pequeño rancho y unas cuantas tierras.

La muerte lo sorprendió un 14 de junio del 2016, cuando una embolia cerebral le arrebató la vida a los 72 años. El hombre ya no está en este mundo, pero su voz sigue vigente para servir a una ciudad que sólo se detiene cuando la escucha.