Manu Ginóbili: en qué empresas del país invierte y cuál es “la salida” para el desarrollo de la Argentina

"Argentina es una usina de talento", dice Manu Ginóbili, ahora en su rol de inversor
"Argentina es una usina de talento", dice Manu Ginóbili, ahora en su rol de inversor

“Donde lo mires, en la Argentina hay talento. Falta encauzarlo”, dice Manu Ginóbili, el mejor jugador de básquet de la historia del país que hoy, alejado de las canchas, explora su perfil inversor y emprendedor. La tecnología, los videojuegos y el futuro del mundo cripto, reconoce, aparecen entre sus principales curiosidades.

Tengo claro que somos una usina de talento extraordinaria. Si ves un emprendedor argentino que, dadas las cantidades de crisis enormes que tuvimos, tiene cintura para superarlas, y superó cuatro o cinco, al tipo lo querés”, dice el exjugador de San Antonio Spurs, campeón cuatro veces en la NBA y doble medallista olímpico con la selección argentina (oro en Atenas 2004, bronce en Pekín 2008).

Desde esa perspectiva, el bahiense ya concretó apuestas por firmas locales. Además de Ualá, la fintech fundada por Pierpaolo Barbieri, Ginóbili es mentor en Newtopia VC, un fondo de inversión que maneja US$50 millones y está liderado por Patricio Jutard, Mariano Mayer (exsecretario de Emprendedores y Pymes en la gestión de Mauricio Macri), Jorge Aguado, Juan Pablo Lafosse (fundador y CEO de Almundo) y Sacha Spitz (director del programa de incubación en la Universidad de San Andrés).

Manu Ginóbili, leyenda de San Antonio
Spurs.
Manu Ginóbili, leyenda de San Antonio Spurs.


Manu Ginóbili, leyenda de San Antonio Spurs.

En este último rol, participa como asesor y mentor, acompañando las presentaciones de casos o startups que se presentan ante los inversores para buscar capital. “Trato de escuchar y participar de toda charla posible para aprender. Puedo dar mi opinión como consumidor, porque para el resto tengo cero experiencia, y si los pitches me los hicieran directo a mí, les diría a todos que sí. Necesito comprender el entorno, qué preguntas hacer, qué se prioriza. Estoy como un nene en el universo de Disney y me encanta”, dice Ginóbili, que intenta participar de todas las reuniones de los participantes del fondo, pautadas para cada jueves.

“Siempre me interesó el mundo de las nuevas tecnologías y el software. Es algo que todos nosotros consumimos, pero no sabemos cómo se forma. Me gusta contactar gente, informarme, tratar de aprender, leer. De a poco quería involucrarme con el ambiente desde sus orígenes, y este fondo es una especie de máster”, dice el exjugador que usó la camiseta 20 en San Antonio y el número 5 en la selección argentina.

“Estar con gente que lo logró y sabe sirve para aprender de ecosistemas tecnológicos es muy valioso. Colaborar con eso lo vi como una decisión que no me generó dudas. Estoy invirtiendo en algo que me puede generar un buen retorno y además estoy aprendiendo”, completa Ginóbili, quien viajó a Córdoba y recorrió la planta de Renault, marca de la que es embajador.

Pero su carpeta de activos no se limita a las mencionadas. El bahiense también invirtió en Pachama, una startup fundada por el tucumano Diego Sáez-Gil que combina machine learning con imágenes satelitales para cuantificar el impacto en el ambiente y facilita a las empresas comprar créditos de carbono para compensar ese efecto; en la startup Consorcio Abierto; y en una ghost kitchen colombiana.

A la hora de alimentar su curiosidad, Ginóbili cuenta que escucha podcasts y lee artículos online, aunque su principal insumo es el mundo online. “Hoy por hoy clickeas un botón en Twitter, googleaste una firma o viste una valuación y Google te manda. Los algoritmos son cada vez mejores y te terminan alimentando. Y me rodeo de un montón de gente que me comparte un link, una lectura. Consumo mucho podcast en Estados Unidos y vas conociendo nuevas áreas que ni conocías. Son un montón de streams informáticos que son ilimitados y a veces tenés que decir ‘No llego’”, dice.

Según Ginóbili, el dato de la cantidad de unicornios que nacieron en la Argentina da la pauta del potencial que presenta el país. “No sé si hay muchos por millón de habitantes adelante nuestro. En Latinoamérica y Europa, probablemente no. Talento hay. Creo que nacemos con esa cintura de esquivar balas y buscar plan B, C o D, y siempre adaptándose al pasado, a las nuevas medidas, a un nuevo gobierno, a la nueva crisis”, dice.

“No sé bien a qué se debe, pero no es una impresión, se ven los resultados. Y yo, siendo argentino, tengo la camiseta puesta y quiero ayudar a este ecosistema para que siga generando, porque la salida es con la tecnología. No podés seguir apostando a la materia prima nada más. Hay que apostar a la ciencia y la tecnología”, completa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.