La mantis religiosa, depredadora de la "avispa asesina"

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 7 (EL UNIVERSAL).- La avispa asesina parece tener un depredador. En los últimos días, la llegada a EU de una avispa de gran tamaño originaria de Japón ha causado inquietud por su habilidad de matar abejas, ratones e incluso a seres humanos.

El querer saber más sobre esta especie, ahora presente en el continente americano, ha logrado que resurja en redes sociales un video en el que se ve como una mantis religiosa ataca a la avispa.

En el video se observa cómo la mantis logra someter a la avispa en su totalidad usando sus dos tenazas delanteras. Al tomarla, el insecto de la familia Mantidae comienza a morder la cabeza del avispón con velocidad y termina por devorarla por completo.

Esta no es la primera vez que se prueba que el temible insecto es vulnerable. Pese a que las abejas domésticas son las que más padecerán la llegada del avispón, se ha descubierto que también pueden defenderse sin necesidad de usar su aguijón.

Las abejas usan a una de sus integrantes como carnada. Cuando el insecto homicida intenta asesinarla, la colonia entera lo aprisiona y hacen uso de su zumbido para producir una temperatura que supera los límites soportados del animal, que es de 30° centígrados, y por consiguiente, produce las brasas que se apoderan de la existencia del mismo.