Por “mantenimiento”, Alemania se queda parcialmente sin suministro del gasoducto ruso Nord Stream

·5  min de lectura
© Michael Probst / AP

El gasoducto ruso Nord Stream 1 suspendió hasta el próximo 21 de julio el bombeo de gas a Alemania. La operadora sostiene que la pausa se debe a un “mantenimiento” debido a que “Canadá no ha devuelto unas turbinas que se encuentran en reparación”. Mientras, la energética italiana Eni alerta que Rusia está reduciendo un tercio del suministro habitual de gas al país. El Kremlin rechaza cualquier insinuación del hecho como arma política.

Alemania no tiene suministro de gas desde tempranas horas de este lunes 11 de julio. El gasoducto ruso Nord Stream 1 suspendió el suministro de gas hasta el 21 de julio por “mantenimiento” anual, según la operadora de la infraestructura Nord Stream AG y en medio de la preocupación alemana de que Rusia no pueda reanudar el flujo de gas según lo programado.

El canal, explica el operador, debe parar para hacer un trabajo de rutina que incluye “pruebas de elementos mecánicos y sistemas de automatización”.

Pero los funcionarios alemanes sospechan de las intenciones de Rusia, particularmente después de que Gazprom, la mayor compañía gasística rusa, redujo el mes pasado el flujo de gas a través de Nord Stream 1 en un 60%.

El argumento que entrega Rusia es que Canadá, debido a las sanciones contra Moscú por su “operación militar especial” en Ucrania, no ha devuelto unas turbinas de gas de la empresa alemana Siemens que alimentan una estación de compresores y que se necesitan para el suministro del combustible.

Canadá respondió el fin de semana que permitiría que la parte se entregue a Alemania, citando las "dificultades muy significativas" que la economía alemana sufriría sin un suministro de gas suficiente.

"Nadie se ha inventado ningún tipo de nuevos trabajos (en el gasoducto Nord Stream). Si las turbinas regresan tras su reparación, esto permitirá incrementar el volumen de suministro", informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

La AP le preguntó al analista Chris-Oliver Schickentanz qué pasaría si Rusia corta el suministro de gas por completo y respondió que “un cierre completo de los suministros podría inclinar a Alemania a una recesión con una depresión económica de alrededor del 5%… eso sería comparable a la recesión que experimentamos en la crisis financiera y económica de 2008 / 2009", dijo.

Ante la suspensión de suministro de gas de Rusia a Alemania de este lunes y la del mes pasado en un 60%, el Kremlin ha rechazado cualquier insinuación sobre el uso de los combustibles como un arma de presión política.

Alemania había rechazado la explicación técnica de Rusia por la reducción del mes pasado en los flujos de gas a través de Nord Stream 1, diciendo que la decisión fue una táctica política para sembrar la incertidumbre y aumentar los precios.

Pero Alemania ha venido preparándose y ha hecho una reducción del gas que se suministra a través del gasoducto Nord Stream 1, la principal fuente de gas ruso de Alemania, en más de la mitad.

Arrendadores alemanes advierten sobre los precios de la energía

El gas natural es una fuente importante de energía en Alemania. Aproximadamente la mitad de los hogares utiliza gas para la calefacción, según el Departamento de Energía alemán, y varias grandes industrias dependen totalmente de este combustible que en una gran parte proviene de Rusia.

La Asociación General de Arrendadores (GdW) advirtió este lunes que las fuertes alzas de los precios de la energía y la calefacción pueden tornarse en una amenaza para la paz social en el país.

Según cálculos de la GdW, los costos de la energía habían subido hasta mayo un 37% debido a la guerra de Ucrania, lo que "representa un aumento de 508 euros anuales para una persona que vive sola y 938 euros para una familia de 4 personas”, explica la Asociación.

El presidente de la GdW, Lukas Siebenkotten, dijo al diario ‘Bild’ que esto "representaría nada menos que la ruina de millones de arrendatarios y pidió nuevos subsidios para la calefacción de quienes tengan ingresos más bajos.

"Si eso no se hace rápidamente, tendremos pronto discordia y confrontaciones sociales", alertó.

Italia también sufre la reducción en el suministro de gas

La suspensión de gas a Alemania por parte de Rusia coincide con la reducción anunciada este lunes por parte de Italia. La compañía italiana de hidrocarburos Eni, controlada al 30% por el Estado, asegura que Rusia está reduciendo un tercio del suministro habitual de gas al país.

El gigante italiano informó en un comunicado que “proporcionará más información en caso de que se produzcan cambios nuevos y significativos en los flujos”.

"Gazprom anunció que para hoy (lunes 11 de julio) suministrará a Eni volúmenes de gas de alrededor de 21 millones de metros cúbicos/día, frente a una media de alrededor de 32 millones de metros cúbicos/día en los últimos días", señaló la empresa en su página web.

Ante la posibilidad de un corte total del suministro de gas ruso en Italia, el primer ministro Mario Draghi, según medios locales, prepara medidas entre las cuales estaría decretar el racionamiento de las empresas energéticas, limitar el consumo de la calefacción en las viviendas y el alumbrado público y aumentar el uso de las centrales eléctricas de carbón que aún están activas.

Desde la invasión de Rusia a Ucrania, Italia busca proveedores alternativos, como lo han hecho otros países europeos, y ha firmado con Argelia, su segundo suministrador de gas, además con República del Congo, Qatar y Angola.

Con AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.