Manifiesto. Preocupación de la UCR por la "fragilidad" política y mensajes a sus socios de Pro

Gabriela Origlia
·3  min de lectura

CORDOBA. Treinta de los 46 diputados nacionales radicales y diez de los 14 senadores de la fuerza firmaron el "Manifiesto por la esperanza democrática", donde expresaron su preocupación por la situación de "gravedad institucional" y "fragilidad", y paralelamente enviaron un mensajes a sus socios de Juntos por el Cambio al asegurar que el gobierno de Mauricio Macri no funcionó como una "coalición de Gobierno".

"Enfrentamos la situación de mayor gravedad institucional y fragilidad nacional que hayamos vivido desde la restauración democrática -dice el texto-. Reclamamos y ofrecemos mutua tolerancia y respeto entre gobierno y oposición".

Un encuentro nocturno en la casa de Elisa Carrió para definir estrategias

El documento surgió a iniciativa de participantes del grupo Olimpia de la UCR, integrado por actuales legisladores y también por ex miembros del Congreso que periódicamente generan propuestas. Hay de diferentes sectores internos del partido. Fuentes de esa agrupación indicaron a LA NACION que el manifiesto es una forma de "marcar protagonismo" y hacer una "hoja de ruta" sobre el rol central que tiene el radicalismo "no solo para enriquecer la vida interna de Juntos por el Cambio, sino para tener competitividad en esa fuerza".

Insistieron en que es una vía para reflejar "matices" y destacaron que en la experiencia de gestión de Mauricio Macri no fueron una coalición de gobierno sino una alianza parlamentaria y hacia adelante, no estarían dispuestos a repetir la misma experiencia.

Entre las firmas más conocidas del documento se cuentan las de Luis Naidenoff; Mario Negri; Ernesto Sanz; Lilia Puig; Jesús Rodriguez; Facundo Suarez Lastra y Fabio Quetglas. "Que haya dos tercios de los representantes en el Congreso de la UCR le da una fuerza poco usual en el radicalismo -dice uno de los promotores del manifiesto-. Las firmas que no están también dicen algo; es cuestión de leer...".

Tras su cruce con Martín Insaurralde, Juan Grabois cargó contra políticos y periodistas "mentirosos"

"Somos una fuerza con identidad propia que integró una alianza electoral y acompañó hasta 2019 una gestión presidencial que al cumplir su mandato, hizo cierta la alternancia, un rasgo central de las repúblicas democráticas", plantean y subrayan que buscan "consolidar la unidad" de Juntos por el Cambio, como herramienta "imprescindible para una alternativa de poder y aspiramos a encabezar con pensamiento y acción renovados los desafíos electorales que se avecinan".

En esa línea -más allá de lo explícitamente planteado- está el objetivo de tener un papel más protagónico a futuro en la alianza. Además, piden respetar la legislación electoral vigente "sin alteraciones bruscas es una garantía para la legitimación del proceso democrático". El mensaje es por la posibilidad de que las Paso se suspendan o retrasen.

En uno de los apartados, indican: "Nos comprometemos a enfocarnos en cómo generar riqueza en nuestra Nación, cómo construir un modelo económico moderno y competitivo, imbuido de una profunda concepción social". Señalan que el crecimiento vendrá de la mano "de la innovación, de la modernización de la economía, de la competencia, de la inserción inteligente en el mercado global, de la calificación de la población, y sobre todo de instituciones firmes, con plena vigencia del estado de derecho e imperio de la ley, así como con reglas del juego claras y estables que alienten la inversión".