Cómo la rebelión popular de Tailandia se ha apropiado de los símbolos de 'Los juegos del hambre'

Cine 54
·5  min de lectura

Estamos acostumbrados a ver cómo los iconos cinematográficos impregnan la cultura popular hasta el punto de cambiar nuestros usos y costumbres. Pero esta influencia resulta especialmente interesante cuando afecta a movimientos populares y reivindicaciones históricas, haciendo que la ficción se convierta en realidad.

Y esto es precisamente lo que estamos observando en las recientes protestas contra el gobierno de Tailandia.

El gesto de los tres dedos acompaña al lema revolucionario “libertad, igualdad y fraternidad” en las protestas de Bangkok. (Lionsgate Films)
El gesto de los tres dedos de Los juegos del hambre acompaña al lema revolucionario “libertad, igualdad y fraternidad” en las protestas de Bangkok. (Lionsgate Films)

Y es que el movimiento estudiantil que estos días encabeza las manifestaciones en Bangkok, pidiendo la dimisión del Primer Ministro Prayut Chan-o-cha (apoyado por el ejército) y la reducción de los poderes de una monarquía que aún goza de popularidad entre las generaciones mayores, lo hace inspirándose nada menos que en Los juegos del hambre –la saga literaria de Suzanne Collins que fue llevada al cine con Jennifer Lawrence como protagonista.

Aquella historia nos situaba en un futuro distópico para presentarnos a Katniss Everdeen, una joven nacida en un distrito pobre que acababa liderando una revolución contra el rico y poderoso centro urbano. Y los activistas tailandeses parecen haber encontrado en ella un poderoso símbolo para representar sus reivindicaciones.

Se trata del saludo con tres dedos que hacen los protagonistas de la película, y que en las últimas semanas se ha vuelto muy popular en las calles de Bangkok, incluso después de que el gobierno decretase el estado de emergencia para impedir las reuniones públicas –una prohibición que muchos siguen desafiando.

Lo cierto es que el uso de este símbolo en Tailandia se remonta a 2014, cuando empezó a usarse en protesta por el golpe de estado del entonces general Prayut. Este instauró una junta militar que dirigió el país durante cinco años, hasta que en 2019 una controvertida constitución de origen militar permitió que hubiera elecciones generales –que Prayut ganó.

Hay que señalar que el golpe de mayo de 2014 tuvo lugar entre el estreno de la segunda y la tercera entrega cinematográfica de Los juegos del hambre –es decir, en pleno auge de popularidad de la saga. Por ello, la policía tailandesa fue inmediatamente consciente del significado de los tres dedos y empezó a arrestar a cualquiera que hiciera el saludo en público.

En una entrevista con la BBC en 2014 (según recoge The Independent), el activista Than Rittiphan aseguró que había sido la “agresividad” del gobierno en su persecución del gesto de los tres dedos lo que había hecho que su adopción fuese tan rápida y masiva.

El saludo de los tres dedos viene a representar los valores de libertad, igualdad y fraternidad en este país”, dijo entonces en alusión al histórico lema forjado en plena Revolución Francesa. “Lo utilizamos para mostrar que no vamos a ser objeto de tiranía y de abuso. Lucharemos hasta el fina, continuaremos hasta que nos quiten la vida”.

El símbolo se hizo tan popular que acabó siendo adoptado por un partido de la oposición fundado en 2018, Futuro Hacia Adelante, que obtuvo 80 escaños en las elecciones de 2019 –convirtiéndose en la tercera fuerza política del país. Sin embargo, el partido fue disuelto a comienzos de este año después de que un tribunal dictase que su líder, el joven empresario Thanathorn Juangroongruangkit, había donado unos 4,9 millones de euros a la causa a modo de préstamo. Thanathorn aseguró que era la única forma de financiar el partido, y se considera que la decisión del tribunal tuvo motivaciones políticas.

Según el periodista del Thai Enquirer, Erich Parpart, la mayoría de los manifestantes asumen que el origen del saludo es la saga de Los juegos del hambre y no la Revolución Francesa. “También lo utilizan para identificar a posibles policías de paisano”, asegura Parpart (según The Independent).

Por si fuera poco, los manifestantes tailandeses también usan –sobre todo en su atuendo y apariencia física– referencias a la saga de Harry Potter y a conocidos personajes de animación japonesa como Hamtaro y Naruto.

El caso de Harry Potter es especialmente interesante: según Parpart, para los activistas el rey Maha Vajiralongkorn se ha convertido en el equivalente real del villano Voldemort, que en la saga suele ser mencionado como “Quien-Tú-Sabes”, “El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado” o el “Innombrable”. Esto se debe a que la ley de lesa majestad hace que insultar, difamar o amenazar al rey sea delito en Tailandia.

En las películas de Harry Potter, la gente tiene miedo de decir el nombre de Voldemort. Aquí es igual: la gente que está en desacuerdo con el rey no puede decirlo por culpa de la ley”, dice Parpart. “Anon Numpha, que lideró una protesta, decidió emplear la película porque los jóvenes de aquí conocen muy bien a Harry Potter”.

Más historias que te pueden interesar: