Manifestantes progubernamentales en Irán piden la ejecución de los alborotadores

·2  min de lectura
Imagen de archivo de la policía dispersando una protesta por la muerte de Mahsa Amini tras ser arrestada por la "policía de la moral" en Teherán, Irán.

DUBÁI, 23 sep (Reuters) - El Estado iraní organizó el viernes manifestaciones en varias ciudades para contrarrestar las protestas antigubernamentales desencadenadas por la muerte de una mujer detenida por la policía, y los participantes en las marchas pidieron la ejecución de los alborotadores.

Los manifestantes denunciaron a quienes protestan contra el gobierno como "soldados de Israel", según mostró la televisión estatal en directo. También gritaron "Muerte a Estados Unidos" y "Muerte a Israel", lemas habituales que los gobernantes clericales del país utilizan para tratar de suscitar el apoyo a las autoridades.

"Los infractores del Corán deben ser ejecutados", coreaba la multitud.

Los iraníes han organizado manifestaciones masivas por el caso de Mahsa Amini, de 22 años, quien murió la semana pasada tras ser detenida por la policía de la moral por llevar un "atuendo inadecuado".

La muerte de Amini ha reavivado la ira por cuestiones como las restricciones a las libertades personales en Irán, los estrictos códigos de vestimenta para las mujeres y una economía que se tambalea por las sanciones internacionales.

El ejército iraní envió el viernes la advertencia más dura de las autoridades a los manifestantes enfurecidos por la muerte, diciendo que "se enfrentarán a los enemigos" para garantizar la seguridad.

El ejército dijo que "estas acciones desesperadas forman parte de la malvada estrategia del enemigo para debilitar el régimen islámico". Agregó que "se enfrentará a los diversos complots de los enemigos para garantizar la seguridad y la paz del pueblo que está siendo injustamente agredido".

El ministro de Inteligencia, Mahmoud Alavi, también advirtió el viernes a los "sediciosos" que su "sueño de derrotar los valores religiosos y los grandes logros de la revolución nunca se hará realidad", según el sitio web AsrIran.

Los gobernantes clericales de Irán temen un resurgimiento de las protestas que estallaron en 2019 por la subida del precio de la gasolina, las más sangrientas de la historia de la república islámica. Reuters informó que 1.500 personas murieron.

(Reporte de redacción de Dubái; escrito por Michael Georgy; editado en español por Ricardo Figueroa)