Manifestantes iraníes se enfrentan con fuerzas de seguridad

DUBÁI (AP) — Manifestantes iraníes se enfrentaron con la policía en una ciudad cercana a la capital el jueves y, según informes, mataron o hirieron a varios miembros de las fuerzas de seguridad, quienes en un momento lanzaron granadas de aturdimiento hacia la multitud desde helicópteros.

Fue la más reciente de una ola de manifestaciones que ha convulsionado a Irán durante más de seis semanas, uno de los mayores desafíos para los gobernantes clericales desde la Revolución Islámica de 1979.

Los manifestantes se congregaron en Karaj, en las afueras de Teherán, para conmemorar 40 días de la muerte a tiros de Hadis Najafi, de 22 años, una de las varias mujeres jóvenes asesinadas durante las protestas. Las manifestaciones iniciaron a mediados de septiembre por la muerte de otra mujer, Mahsa Amini, de 22 años, detenida por la policía moral.

El día 40 después de la muerte de alguien tiene un gran simbolismo en el chiísmo y está marcado por el luto público. Conmemorar la muerte de los manifestantes ha dado impulso a las movilizaciones en curso, tal como lo hizo durante la revolución de 1979 que derrocó a una monarquía respaldada por Occidente.

Videos que circularon en internet mostraron a miles de manifestantes en Karaj y enfrentamientos con la policía. En uno de ellos, un helicóptero sobrevuela a los manifestantes y lanza granadas de destello para dispersarlos antes de aterrizar en medio de una carretera. Los partidarios del gobierno en las redes sociales dijeron que el helicóptero fue enviado para ayudar a los policías heridos.

La agencia de noticias estatal IRNA tuiteó que la policía fue atacada en el área y publicó un video que muestra una camioneta de la policía que se estrelló contra una barrera de concreto en una carretera.

No quedó claro qué causó el accidente, pero los videos mostraban a los manifestantes arrojando piedras al vehículo y a un hombre disparándole mientras al menos tres personas heridas estaban adentro. IRNA luego publicó fotos de lo que parecían ser dos cuerpos sin vida.