Manifestantes invaden el Parlamento en Irak por segunda vez en tres días

·3  min de lectura
REUTERS - THAIER AL-SUDANI

Seguidores del clérigo chií Al Sadr asaltaron el hemiciclo nuevamente en protesta contra el candidato a primer ministro, Mohamed Shia al Sudani, quien tiene fuertes vinculaciones con Irán. Los civiles avisaron que harán una sentada en las instalaciones en el marco de la queja. Al menos 125 ciudadanos y 25 miembros de la seguridad resultaron heridos en los feroces enfrentamientos de la mañana y la ONU enciende la alarma por el crecimiento de la violencia.

Este sábado continuó subiendo la tensión en Irak luego de que cientos de fanáticos del clérigo chií Muqtada al Sadr se dirigieran nuevamente hacia el Parlamento, consumando el segundo asalto en una semana.

Es un nuevo episodio de las protestas masivas del sector contra el anuncio del bloque 'Marcos de Coordinación', donde postularon como primer ministro a Mohamed Shia al Sudani, quien está mal visto por su lealtad a Irán.

En ese contexto, una numerosa cantidad de seguidores de Al Sadr invadieron el hemiciclo y otros cientos el patio exterior. “Los manifestantes han entrado a la Zona Verde y se encuentran en el interior”, notificó la agencia estatal local INA.

Minutos después, anunciaron una sentada en el interior del recinto. “El pueblo ha decidido iniciar una sentada dentro del Parlamento”, expresó uno de los líderes, Al Said Ibrahim al Yabri, en Facebook.

La movilización hacia la Legislación comenzó a primeras horas de la mañana en la plaza céntrica de Bagdad y posteriormente rodearon la ‘Zona Verde’, complejo de edificios gubernamentales y sedes extranjeras. Luego comenzó el avance sobre los bloques de hormigón y los choques con las fuerzas de seguridad.

La violencia proliferó en el corazón político de la capital iraquí con la presencia de cañones de agua y gases lacrimógenos, dejando un saldo de al menos 125 heridos civiles y otros 25 de la policía, según las cifras dadas por el Ministerio de Salud.

El vigente premier de Irak, Mustafa al Kazemi, les pidió a los protestantes que no sean agresivos en el recinto y a las Fuerzas Armadas que aboguen por la integridad física de los ciudadanos y los edificios del Gobierno.

En tanto que uno de los portavoces de Al Sadr apuntó que “cualquier ataque contra los manifestantes pacíficos” será responsabilidad de “los bloques políticos”, a quienes acusó de corruptos.

La delegación de Naciones Unidas en Irak advirtió que la escalada de las agresiones en las adyacencias al Parlamento es “profundamente preocupante” y pidió conciencia para evitar que el contexto empeore.

“La escalada en curso es profundamente preocupante. Las voces de la razón y la sabiduría son fundamentales para prevenir más violencia. Alentamos a todos los actores a reducir la escalada en interés de todos los iraquíes”, expresó la misión.

Por su parte, Mohamed al Halbusi -presidente del legislativo y aliado de Al Sadr- instó a los manifestantes a “mantener la paz” y a la seguridad a “no atacar” ni disparar dentro de la Cámara.

El Marco de Coordinación volvió a repudiar la actitud de los seguidores de su contrincante político y llamó a “las multitudes del pueblo que cree en la ley y la Constitución” a “hacerle frente pacíficamente” a los seguidores del clérigo.

Han pasado apenas 72 horas desde la anterior irrupción al Parlamento y acentuó las diferencias con el Marco de Coordinación. Los problemas se originaron en junio, cuando el Sadrismo (ganador de los comicios del año anterior y se adjudicó 73 escaños) se retiró en la elección de un presidente y primer ministro.

Sin embargo, el estallido se dio luego de que esta semana el frente que quedó con la mayoría parlamentaria, anunciara a Al Sudani como candidato a primer ministro.

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.