Manifestantes ingresan a instalaciones de Man United

STEVE DOUGLAS
·2  min de lectura

La afirmación del técnico del Manchester City Pep Guardiola de que la abortada Superliga europea era un “capítulo cerrado” está resultando ser imprecisa.

El descontento hacia los seis clubes más poderosos de Inglaterra que se anotaron como fundadores de la Superliga persistía el jueves, cuando un grupo de hinchas del Manchester United, inconformes con la participación del club en el proyecto, irrumpieron en sus instalaciones de entrenamiento.

Los manifestantes desplegaron pancartas con mensajes como “Fuera los Glazers”, en referencia a la familia Glazer, propietaria del United. “Nosotros decidimos cuando se juega”.

Eventualmente, pudieron acercarse a hablar con el técnico Ole Gunnar Solskjaer y sus auxiliares.

La protesta, con apenas unos 20 individuos, comenzó alrededor de las 9 de la mañana en el complejo de Carrington.

El canal británico Sky Sports informó que los auxiliares de Solskjaer, Michael Carrick y Darren Fletcher, y el volante Nemanja Matic, acabaron dialogando con el grupo de manifestantes.

“Todo está en orden y el grupo se ha retirado del sitio", dijo el United en un comunicado.

El United fue uno de los seis clubes ingleses que se sumaron a la Superliga, junto a tres equipos de España y otros tres de Italia.

Grupos de hinchas se movilizaron para protestar afuera de los estadios en los que Liverpool, Chelsea y Tottenham, tres de los otros clubes ingleses participantes de la Superliga, se presentaron a jugar durante la semana.

Los clubes ingleses renunciaron al plan el martes, bajo una fuerte presión del gobierno británico y sus hinchas.

Jugadores y técnicos no han ocultado su rechazo a la Superliga, cuyos detalles se mantuvieron bajo secreto por los dueños de los clubes.

El técnico de Arsenal — el sexto club inglés involucrado — señaló el jueves que los indignados hinchas “enviaron tal vez el mensaje más resonante que se haya sentido en el fútbol mundial”.

“Esto nos enseña lecciones importantes y demuestra la importancia del fútbol en el mundo", dijo Arteta.

“Y demuestra que el alma de este deporte le pertenece a los aficionados, nada más. Durante esta pandemia, por un año, hemos tratado de sostener esta industria, sin espectadores en los estadios. Pero cuando los hinchas se pronuncian, lo hecho de manera enfática", añadió.

Arteta recibió una carta de disculpa por parte de los dueños estadounidenses de Arsenal por la participación del club en un torneo europeo mayormente con participación cerrada.

Guardiola dijo que no necesita hablar directamente con la jerarquía del City, aunque él y sus jugadores pasaron toda la semana respondiendo incómodas preguntas.

“Es un capítulo que se acabó, un capítulo cerrado”, dijo Guardiola el miércoles tras la victoria del City por 2-1 ante Aston Villa. “No necesitan disculparse, yo los conozco”.