Los manifestantes en Colombia, dispuestos a levantar los piquetes

·2  min de lectura
Un manifestante enfrenta a un policía en Facatativa, Colombia
RAUL ARBOLEDA

BOGOTÁ.- El frente más visible de la protesta en Colombia anunció este martes que propiciará el fin de los piquetes, en el marco de los diálogos que sostiene con el gobierno en busca de una salida al estallido social que en un mes ya dejó 59 muertos.

Fabio Arias, uno de los voceros del Comité del Paro, que reúne a sindicalistas, estudiantes y profesores, señaló que están en curso “acercamientos para levantar esos bloqueos”. Sin embargo, enfatizó en que la organización no da “órdenes”, sino que envía “señales” a las comunidades que decidieron autónomamente cerrar las carreteras como forma de protesta contra el gobierno.

En marcha: el certificado Covid empezó a funcionar en sietes países de la UE

Si bien se trata del comité más visible, la agrupación no congrega a todos los sectores descontentos con la gestión del impopular presidente Iván Duque. No obstante, un eventual acuerdo con esa organización es visto como un paso importante hacia la desactivación de la crisis.

El equipo oficial que negocia con los manifestantes saludó el anuncio. ”Los avances que se están teniendo para que se levanten los bloqueos son muy importantes para los colombianos”, expresó el consejero presidencial Emilio Archila.

El Ministerio de Defensa informó que a la fecha hay 68 piquetes en varios puntos del territorio, mientras la fuerza pública consiguió despejar cientos de carreteras donde los manifestantes impedían el paso.

El papelón del presidente italiano en la inauguración de una plaza en Roma

”La juventud de Cali ha dicho que las personas del Comité de Paro no nos representan. No nos rendimos y no paramos hasta que no se acabe el fuego”, expresó a W Radio Andrés Velásquez, líder de un bloqueo en la ciudad de Cali, epicentro de las protestas, tras conocer el llamado de uno de los voceros del comité.

El levantamiento de los piquetes es una de las condiciones impuestas por el gobierno para avanzar en eventuales negociaciones con el Comité del Paro. El gobierno alega que esas acciones no son legítimas y están hundiendo todavía más la economía, fuertemente golpeada por la pandemia. También le atribuye a los bloqueos la muerte de dos bebés que quedaron atrapados en ambulancias.

De su lado, los manifestantes exigen una condena explícita del gobierno a la represión policial y “garantías para la protesta”.

Las partes están reunidas este martes en Bogotá, tratando de alcanzar un acuerdo que dé paso a las negociaciones sobre reformas que alivien el grave deterioro social que trajo el virus.

El estallido social en Colombia, originado tras un proyecto de reforma fiscal que el gobierno conservador ya retiró, deja al menos 59 muertos, entre ellos dos uniformados, más de 2300 heridos y 111 desaparecidos, según cifras oficiales.

Agencia AFP