Tres mandatos, cuatro o sin límites: frenética negociación para habilitar las reelecciones de intendentes bonaerenses

·4  min de lectura
Kicillof, con Máximo Kirchner, intendentes y funcionarios, el mes pasado, en La Plata
Kicillof, con Máximo Kirchner, intendentes y funcionarios, el mes pasado, en La Plata

El límite de dos mandatos consecutivos que rige para intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares de la provincia de Buenos Aires puede ser historia hoy, si en la Legislatura bonaerense se resuelven las múltiples negociaciones entre sectores del Frente de Todos y de Juntos que propician modificaciones a la ley 14.836. Las cámaras de Senadores y Diputados de la provincia sesionarán desde el mediodía con una agenda múltiple en la que las reelecciones son el tema más espinoso. Las chances están abiertas para una modificación de la norma, aunque la forma que tendrá ese cambio es una incógnita.

El Senado está convocado para las 13; Diputados, para las 15. Los senadores debatirán un proyecto de los legisladores Joaquín de la Torre y Juan Pablo Allan (Juntos) que elimina la posibilidad de que los intendentes puedan postularse para un tercer mandato consecutivo si dejan el cargo antes de cumplir la mitad del segundo período. Pero esa modificación no permitiría nuevas reelecciones, solo obturaría el atajo de las licencias creado por el decreto reglamentario firmado por la exgobernadora María Eugenia Vidal, Federico Salvai (exjefe de Gabinete) y el propio De la Torre (exjefe de Gobierno) en 2019, tres años después de la sanción de la ley.

El límite o “cerrojo” que propone el proyecto de Allan y De la Torre podría servir de puntapié, paradójicamente, para que se introduzcan modificaciones en la ley que prohibió que existan más de dos mandatos consecutivos. Una posibilidad es que se establezca que el primero de los dos mandatos consecutivos contabilizados sea el de 2019 (y no el de 2015, como marca la ley sancionada en 2016), lo que habilitaría a una reelección más para los intendentes. Otra chance es que ese primer mandato a contabilizar sea el de 2023 (para evitar cuestionamientos sobre la retroactividad de la norma): los intendentes tendrían dos reelecciones más. Pero también está abierta la posibilidad de que se busque la derogación de la ley, para que la reelección indefinida vuelva a ser una opción en la provincia.

Consenso Fiscal: Alberto Fernández criticó a Horacio Rodríguez Larreta y exhibió el acuerdo con las provincias como un mensaje hacia el Fondo

En la Cámara de Diputados bonaerense hay un proyecto para cambiar la ley de reelecciones. Lo presentó el diputado Walter Abarca (Frente de Todos) a principios de diciembre. La iniciativa de este diputado por la séptima sección electoral, que fue secretario privado de Néstor Kirchner, elimina la prohibición de la reelección indefinida para el caso de los intendentes. “El intendente será elegido directamente por el pueblo y durará cuatro años en sus funciones pudiendo ser reelecto”, establece el proyecto, sin plantear límites de mandatos.

“Van a tratar de aprobar en el Senado, con dos tercios, el proyecto de Allan y Joaquín, para que vaya a Diputados, y ahí negociar con el oficialismo. Quizás hacen una modificación y vuelve al Senado junto con el presupuesto, y que –el regreso de las re-reelecciones– se diluya con el presupuesto”, especuló un senador opositor en diálogo con LA NACION. El cálculo de ingresos y egresos del gobierno de Axel Kicillof también está en el paquete de hoy, como las leyes fiscal impositiva y de ministerios.

Ayer, en el Senado, también habría ingresado un proyecto del peronismo para derogar la ley, según informó a LA NACION una fuente opositora de esa Cámara.

“Puede pasar cualquier cosa. Tiene que ver con quién se hace cargo de esto. Se puede ir por lo más simple, que es modificarla para que se tome el de 2019 como el primer mandato, o derogarla”, evaluó un senador del Frente de Todos, que subrayó: “Se señala que nosotros somos los más interesados, pero no es así, los que más interesados están son los de Juntos”.

Un diputado oficialista señaló que el proyecto de De la Torre y Allan “seguro se va a modificar”, y que “lo que surja, será de consenso”.

El debate será sobre tablas, por lo que se necesitará reunir dos tercios para iniciar las sesiones en ambas cámaras. La votación, luego, será por mayoría simple. En el Senado, que tiene 46 bancas, los dos tercios están garantizados; en Diputados, con 92 escaños, el cálculo es voto a voto. En contra de los cambios se cuentan los legisladores vidalistas, los massistas, los leales a Elisa Carrió y a Martín Lousteau. Y también el bloque de tres diputados de Avanza Libertad. En esa cuenta se sumaría una posible postura contraria de la izquierda, que tiene dos lugares en el recinto.

En el grupo opositor a los cambios a la ley, algunas fuentes marcaron que podrían reunir 31 votos, un tercio de la Cámara, lo que bloquearía el debate. Es un número ajustado, que una baja truncaría.

La discusión del límite a las reelecciones divide al oficialismo y a la oposición. Las diferencias quedarían expuestas en las votaciones de hoy. Dentro de Juntos, los legisladores alineados con Vidal marcaron la cancha con un comunicado en el que adelantaron que no votarán cambios. En el Frente de Todos, los que ya anunciaron que no están dispuestos a respaldar modificaciones son los legisladores massistas. La ley de 2016 se sancionó con respaldo de Vidal y de Sergio Massa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.