La mancha de petróleo que afecta a la costa de Brasil llegó a Río de Janeiro

LA NACION

RÍO DE JANEIRO .- La Marina de Brasil identificó pequeños fragmentos de petróleo en la playa de Grussaí, en São João da Barra, estado de Río de Janeiro. El material corresponde a unos 300 gramos y es compatible con el derrame de unas 6000 toneladas de petróleo que afectan a las costas del nordeste y comenzaron a llegar al sudeste del país.

Personal militar se encuentra en el lugar realizando monitoreo, mientras que el Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama) coordina las tareas de limpieza, según consignó el diario O'Globo.

La preocupación de que el desastre ambiental llegue hasta la Amazonia aumentó luego de que se observaron residuos en los estados de Piauí y Maranhao, en el área septentrional de la región nordeste.

La mancha detectada a comienzos de septiembre en el nordeste arribó al sur hace dos semanas, cuando fue detectada en el estado de Espírito Santo, limítrofe con el de Río de Janeiro.

En aquel momento, el gobernador de Río de Janeiro, Wilston Witztel, había ordenado iniciar maniobras preventivas para actuar con rapidez si el crudo llegara a ese estado, el principal polo turístico del país.

Río de Janeiro es el undécimo estado afectado. Antes, la mancha se había expandido en Alagoas, Bahía, Ceará, Maranhão, Paraiba, Pernambuco, Piaui, Río Grande del Norte, Sergipe, Espírito Santo.

El informe publicado por Ibama el jueves informó que 724 sitios estaban contaminados. Entre los municipios de la costa noreste, el 72% de los municipios han tenido playas afectadas desde el comienzo del desastre ambiental.