Los manatíes están muriendo de hambre. Ahora grupos ecologistas están demandando

·3  min de lectura
Greg Lovett/AP

Más de mil manatíes murieron de hambre en Florida este año y grupos ecologistas oficialmente señalan a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) como culpable.

Earthjustice, Save the Manatee Club y otros grupos anunciaron su intención de demandar a la agencia federal por no proteger a esta especie amenazada, sobre todo por establecer normas de calidad del agua lo suficientemente bajas como para permitir que las floraciones de algas alimentadas por la contaminación acaben con las hierbas marinas de las que dependen los manatíes para sobrevivir.

La demanda pretende obligar a la EPA a reevaluar la cantidad de contaminación que permite en la laguna Indian River. El estado estableció, en 2013, límites de fósforo y nitrógeno (nutrientes procedentes de las aguas residuales y los fertilizantes que provocan la proliferación de algas), y la EPA los aprobó.

“Casi una década después estamos en medio de un colapso ecológico de la laguna Indian River”, dijo Elizabeth Forsyth, abogada de Earthjustice. “Es hora de que la EPA intervenga de nuevo y reevalúe esas normas”.

Este mes, la situación se hizo tan grave que la Florida adoptó una medida sin precedentes: violar sus propias leyes y alimentar con lechuga romana a las hambrientas vacas marinas para ayudarlas a sobrevivir el invierno.

Patrick Rose, director ejecutivo de Save the Manatee Club, dijo que los manatíes han recurrido a comer manojos de algas no nutritivas, las partes inferiores de los manglares y la hierba de los céspedes de los muelles para sobrevivir. Incluso se les ha visto husmear en la arena y el estiércol para encontrar cualquier cosa con calorías.

En la laguna Indian River, un área en la costa este de gran atracción para los manatíes, solía haber 77,000 acres de hierba marina en 2011.

“Hemos perdido alrededor del 95% de biomasa de hierba marina desde entonces”, dijo Rose.

Rose, que ha trabajado durante 45 años para proteger a la especie, dijo que este es uno de los peores momentos para los manatíes que ha visto en toda su carrera. Desde diciembre de 2020 hasta este año, dijo que alrededor del 19% de la población de manatíes de la costa este ha perecido. El aumento de la población será un trabajo lento.

“Si se pudiera accionar un interruptor y de la noche a la mañana hubiera suficiente comida para todos los manatíes, aún tendrían que pasar varios años antes de volver a tener esa población. En el escenario actual, parece que será necesaria una década”, dijo.

En 2017, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos indicó que los manatíes pasaban de estar en peligro de extinción a solo estar amenazados, una decisión controvertida que algunas personas consideraron una victoria y una señal de recuperación de los manatíes, mientras que otras la consideraron una eliminación prematura de los cuidados para estas vulnerables criaturas.

Rose dijo que cree que esta modificación afectó en qué medida las agencias escuchaban las advertencias de los grupos ecologistas acerca de la creciente amenaza.

“Es increíble que hayan estado dispuestos a ignorar la gravedad del problema hasta que tuvo que llevar a este tipo de catástrofe”, dijo. “Este tipo de necesidad crítica ha surgido de cosas que eran, francamente, prevenibles. Esta situación nunca debería haber ocurrido”.

La portavoz de la EPA, Allison Wise, dijo que la agencia está revisando la notificación de intención de demanda.

“La EPA está preocupada por la muerte de manatíes y se compromete a trabajar con la Florida y otros aliados para aplicar estrategias de reducción de nutrientes”, dijo en un correo electrónico.

Si usted ve un manatí hambriento o herido, puede informar a la Comisión de Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida (FWC) llamando al 1-888-404-FWCC (3922).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.