Man United se gana respeto de rivales ante semana crucial

STEVE DOUGLAS
·3  min de lectura
El técnico de Manchester United Ole Gunnar Solskjaer (derecha) charla con Jack Grealish del Aston Villa al final del partido de la Liga Premier inglesa en el estadio Old Strafford, el viernes 1 de enero de 2021. (Carl Recine/ Pool vía AP)

Durante los próximos siete días, Manchester United podría acceder a la final de un torneo de copa y escalar a lo más alto de la Liga Premier, todo a expensas de sus dos máximos rivales: Manchester City y Liverpool.

Se avecina una semana revolucionaria para el técnico del United Ole Gunnar Solskjaer, quien hace apenas un mes atrás se tambaleaba en la cuerda floja — otra vez en su turbulento ciclo de dos años — tras la eliminación en la fase de grupos de la Liga de Campeones

Ahora, Solskjaer se encuentra al borde de lo que sería un claro resurgimiento del United, el club más laureado del fútbol inglés que no conquista un título desde 2017 y sucumbió en las semifinales de tres competiciones la pasada temporada.

Lo primero es la cita del miércoles contra el Man City en las semifinales de la Copa de la Liga, repetición del pasado curso, aunque en esta ocasión midiéndose a un solo partido debido a los reajustes de calendario por la pandemia de coronavirus.

Hace 12 meses, el City salió airoso 3-1 en el compromiso de ida en Old Trafford y acabó resistiendo tras perder 1-0 en la vuelta para alcanzar una final en la que el equipo de Pep Guardiola superó a Aston Villa.

Acto seguido, el martes de la próxima semana, el United visitará Burnley a la caza de un empate que le bastaría para desplazar a Liverpool de la cima tras 17 jornadas. Muchísima motivación al tomar en cuenta que el próximo partido del United será en Anfield el 17 de enero.

Todo señala que el United ha vuelto a ser protagonista en la pelea por los títulos, y ello es algo que tiene a sus adversarios velando armas.

Quizás eso fue lo que propició que el técnico de Liverpool Jurgen Klopp, de la nada, saliera a decir que se pitan muchos penales a favor del United al ser entrevistado tras la derrota 1-0 en Southampton el lunes.

“Me han mencionado que Manchester United tiene más penales en dos años de los que yo tengo en los cinco años y medio que llevó acá (en Liverpool), dijo Klopp.

“No tengo idea alguna si eso es por mi culpa o cuál es la explicación", añadió.

Ya sea si su intención fue meterle presión a los árbitros, resulta evidente que Klopp tiene bien presente al United.

Y el otro es Guardiola, cuyo equipo ha dado un giro esta temporada al tomar más recaudos en defensa para no exponerse tanto al contragolpe. Esa vulnerabilidad ha sido más palpable frente al United, que ha ganado tres de los últimos cinco derbis de Manchester por su letalidad en el contragolpe.

El último derbi fue el 12 de diciembre, un partido por la Premier que se jugó con exceso de especulación, saldándose con un 1-0.

“Hemos crecido", dijo Solskjaer el martes. “Estamos más enchufados en el partido. Nunca sabes cuál será el planteamiento que él (Guardiola) propondrá, pero uno tiene que salir a defenderse bien ante Man City”.

“Hemos tenido algunos partidos muy entretenidos. Siento que hemos reducido la brecha con ellos", añadió.

El estratega noruego ha dicho desde que tomó las riendas del United en noviembre de 2018 que Liverpool y City son los modelos a tomar en cuenta. Ha sido un arduo proceso, pero su equipo finalmente se ve con las condiciones de plantar cara a los dos mejores de Inglaterra.