Malvinas: junto a sobrevivientes, el ministro Taiana rindió homenaje a las víctimas del ataque al Crucero General Belgrano

·4  min de lectura
El ministro Jorge Taiana viaja rumbo al lugar donde se hundió, hace 40 años, el Crucero General Belgrano
El ministro Jorge Taiana viaja rumbo al lugar donde se hundió, hace 40 años, el Crucero General Belgrano

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, rindió un homenaje a los 323 marinos caídos en el ataque al Crucero General Belgrano, hace hoy 40 años, durante la guerra de Malvinas. “Son héroes que yacen en el fondo del mar y nos interpelan para que continuemos firmes en el compromiso de defender nuestra soberanía. Nos interpelan para que no cedamos en nuestros esfuerzos políticos y diplomáticos de recuperar la soberanía efectiva sobre nuestras islas”, dijo, a bordo del rompehielos Almirante Irízar, junto a militares, veteranos de guerra y sobrevivientes del la mayor tragedia naval de la historia argentina.

El homenaje se realizó en el lugar donde el Crucero General Belgrano fue hundido por dos torpedos del submarino británico HMS Conqueror., a 160 kilómetros al sur de la Isla de los Estados. Además de varios sobrevivientes y veteranos de Malvinas, Acompañaron al ministro el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Juan Martín Paleo, y de la Armada, almirante Julio H. Guardia.

Surgen más datos de las coimas que pagó una multinacional estadounidense en la Argentina

“Hace 40 años y a esta hora -las cuatro de la tarde-, el Crucero ARA General Belgrano era hundido arteramente por el submarino Conqueror, demostrando así la determinación británica de continuar ocupando nuestra tierra, explotando nuestros recursos, burlándose del derecho internacional y manteniendo una situación colonial que es vergonzosa para los tiempos que corren”, afirmó Taiana, antes de honrar a los caídos con una ofrenda floral arrojada al mar y un toque de silencio.

Y, con sentidas palabras, añadió: “Vinimos a decirles a los 323 héroes que nunca los olvidaremos, que su ejemplo estará siempre presente. Este es un homenaje que les debíamos a nuestros héroes y debíamos hacerlo en este 40° aniversario”.

El almirante Guardia evocó a los caídos y compartió el legado del buque que yace en el fondo del mar. “El crucero General Belgrano era un coloso de los mares y tuvo la nobleza de permanecer casi una hora a flote para que hasta el último de los que habían quedado con vida pudieran desembarcar”, recordó. Dijo que los marinos “se encuentran en patrulla eterna en nuestros mares, al igual que otros marinos que han dado la vida en cumplimiento de su sagrado juramento, entre ellos los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan”.

A bordo del Irízar navegaremos hasta llegar al lugar del hundimiento del Crucero General Belgrano para rendirle homenaje a los 323 caídos en ese ataque británico”, había anunciado Taiana en un tuit, desde el rompehielos, que parti´ó desde el puerto de Ushuaia.

El día anterior, Taiana encabezó un acto en Puerto San Julián, en la provincia de Santa Cruz, al cumplirse40 años del bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina, en lo que marcó el comienzo de los enfrentamientos en la guerra de Malvinas. Rindió homenaje a los 55 pilotos aeronáuticos caídos en la guerra.

“Quiero tomar el ejemplo de los 55 héroes de la Fuerza Aérea que cayeron en combate, pero también de todos los veteranos, porque a todos ellos como argentinos les debemos el honor de haber luchado en defensa de nuestra patria, de nuestra tierra y de nuestra bandera”, dijo el ministro.

El Crucero General Belgrano, hundido por un ataque del submarino británico HMS Conqueror
str


El Crucero General Belgrano, hundido por un ataque del submarino británico HMS Conqueror (str/)

El ataque británico

Según se recuerda en distintas crónicas de la guerra, el Crucero General Belgrano regresaba, con dirección al continente, luego de que por las condiciones meteorológicas se cancelara una maniobra que iba a realizar junto al portaaviones 25 de Mayo, cuya finalidad era sumarse a la flota argentina en las islas para neutralizar el avance británico.

En esas circunstancias, el HMS Conqueror comenzó a seguirlo y, previo pedido de autorización al gobierno de Margaret Thatcher, realizó dos disparos de torpedos que hundieron al buque argentino, en el ataque más sangriento de la guerra.

La explosión que provocó el primer torpedo sacudió al Crucero General Belgrano, en el que viajaban 1093 tripulantes. El segundo impacto produjo otra explosión en la proa de la nave

Pasados 20 minutos, cuando el barco ya mostraba una inclinación irreversible, el comandante Héctor Bonzo ordenó abandonar la nave, con las balsas a merced de las aguas. Al cumplirse una hora del ataque, el Crucero General Belgrano se hundió en el punto 55°24′S 61°32′O del Océano Atlántico. El operativo rescate se extendió hasta el 9 de mayo. Los buques recogieron 793 sobrevivientes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.