Desde las Malvinas desmienten a Solá por su alusión a los médicos argentinos

Daniel Santa Cruz

"Lo dice el Penguins News, que los malvinenses ahora se dan vuelta, léanlo se lo puedo mandar, que los malvinenses se sentirían muchos más seguros atendidos por médicos argentinos que por médicos ingleses. Vivan los médicos argentinos! pero no me cambien la bocha", dijo el canciller Felipe Solá, muy ofuscado, en la videoconferencia que mantuvo ayer con los integrantes de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Es la misma videoconferencia que terminó en una polémica cuando la senadora por Tucumán Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio) acusó al funcionario kirchnerista de haberla insultado durante la reunión virtual, cuando se trataba el problema de los argentinos que están varados en el exterior y que no pueden regresar a nuestro país debido a las restricciones impuestas por la cuarentena. Sin embargo, la respuesta no tardó en llegar desde las islas.

Lisa Watson, editora del Penguin News, señaló a LA NACION que "no existe tal artículo, eso es una locura. Qué cosa más extraña decir mentiras. Varias fuentes me han dicho que el canciller argentino, Felipe Solá, dijo que mi periódico informaba que los isleños de las Falklands preferirían a los médicos argentinos. No quiero ofender a los médicos argentinos, que estoy seguro son realmente excelentes, pero esta historia que ha contado su canciller es falsa", sentenció.

La periodista, además, aclaró: "Ninguna gente local diría esto, ¿por qué se les ocurriría decir algo así? Estamos en medio de la pandemia, sí, pero no estamos con los hospitales desbordados y las personas y los médicos muriendo, ni siquiera tenemos pacientes de COVID-19 en el hospital. La gente ni siquiera está discutiendo el tema. Están todos preguntando si pueden volver al trabajo".

Voceros de la Cancillería argentina admitieron que su confusión se dio por una nota de LA NACION "donde la editora del Penguins dijo que había reconocido que podían llegar a aceptar ayuda médica argentina".

No es la primera vez que se registran polémicas entre el gobierno argentino y los isleños desde que comenzó la pandemia. Días atrás los habitantes del archipiélago manifestaron su enojo porque el gobierno argentino decidió contabilizar los casos de coronavirus de las islas en las estadísticas oficiales, sumándolos a los registrados de Tierra del Fuego.

Hasta ahora, se han contabilizados 13 casos de Covid-19 en las Islas Malvinas, todos pertenecientes al personal militar de la base de Mount Pleasant. Ningún habitante isleño está contagiado, por lo que se decidió restringir la circulación entre la base y Puerto Argentino, distantes a 54 kilómetros.

"Todos los contagiados están realizando aislamiento en la base y no hay internados en el Hospital Eduardo VII", explicaron las autoridades isleñas. Además, confirmaron que cuentan con un respirador cada 300 habitantes y los test necesarios para analizar a la mitad de la población. "Lo estamos haciendo, queremos cazar al virus antes de que ataque", señaló Rebecca Edwars, directora de salud del gobierno local.