Malmström insta a China a que ayude a reformar la OMC para evitar la salida de EEUU

Por Tom Miles y Leigh Thomas
En a imagen, la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmström, en una entrevista con Reuters en Ginebra, Suiza, 4 de junio de 2018. REUTERS/Denis Balibouse

Por Tom Miles y Leigh Thomas

PARIS (Reuters) - China debería hacer concesiones en las negociaciones para reformar la Organización Mundial del Comercio (OMC) o podría arriesgarse a que Estados Unidos se aleje del actual sistema, dijo el viernes Cecilia Malmström, comisaria de Comercio de la Unión Europea, durante una conferencia en París.

"China ha ganado mucho con el sistema de la OMC, y le pedimos que muestre liderazgo y se comprometa con nosotros en una reforma para actualizar el sistema, a fin de crear una plataforma equitativa. De lo contrario, Estados Unidos creará su propia estructura equitativa fuera del sistema", declaró.

La OMC ha coordinado el comercio internacional desde 1995, lo que permite a sus miembros presentar recursos entre ellos por prácticas comerciales determinadas, obligándoles a ser transparentes sobre sus políticas y a mantener sus aranceles en niveles consensuados.

Pero en vista de que se han producido muy pocas reformas desde su creación, la OMC no ha podido evolucionar para reflejar el ascenso económico de China, lo que genera fricción con Estados Unidos, que afirma que Pekín permite que sus empresas estatales reciban subsidios ilícitos y se apropien indebidamente de tecnología.

El jefe de la diplomacia en Pekín, Wang Yi, ha afirmado que apoya las reformas del OMC para que la estructura sea más equitativa y eficiente.

Sin embargo, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con sacar a su país de la OMC si no se realiza una "reorganización" y Washington ha bloqueado los nombramientos de altos cargos en el organismo, lo que ha provocado una crisis por el riesgo a que el sistema se paralice.

Cecilia Malmström dijo que el sistema de disputas de la OMC se encuentra en una posición delicada.

"Un solo paso en falso podría generar rápidamente un colapso del sistema basado en las normas", aseveró.

"Sin él, habría anarquía, no habría orden, y todos saldríamos perdiendo. Y los países más pobres serán los más perjudicados", sostuvo.



(Información de Tom Miles y Leigh Thomas. Editado en español por Marion Giraldo)