Mali: Líder afirma que grupo extremista tiene unos 30 rehenes de etnia dogón

BAMAKO, Mali (AP) — Presuntos extremistas islámicos tienen como rehenes a unos 30 hombres del grupo étnico dogón después de tender una emboscada a varios autobuses de transporte público en el centro de Mali a principios de esta semana, aseveró un líder comunitario el viernes.

Bocar Guindo dijo que hombres armados secuestraron inicialmente a unas 40 personas que viajaban el martes entre Koro y Bankass. Sin embargo, indicó que las mujeres a bordo fueron liberadas más tarde.

Si bien hasta el momento nadie se ha atribuido la responsabilidad, las sospechas recayeron inmediatamente en extremistas islámicos que han estado operando en la zona durante años y se sabe que atacan el transporte público.

Su creciente presencia ha aumentado las tensiones comunitarias, y miembros del grupo étnico peuhl han sido acusados ​​de colaborar con ellos. Mientras tanto, las comunidades dogón han sido blanco de ataques por supuestamente apoyar los esfuerzos de contrainsurgencia del ejército de Mali.

Un ataque similar tuvo lugar en 2021, cuando hombres armados que se identificaron como yihadistas tomaron como rehenes a docenas de personas en la misma zona del centro de Mali. Los rehenes fueron liberados sólo después que sus familias pagaron los rescates.

La insurgencia islámica de Mali comenzó a extenderse hacia la parte central del país luego que una operación militar liderada por Francia derrocó a los yihadistas del poder en las principales ciudades del norte en 2013.

Las preocupaciones por la seguridad no han hecho más que aumentar desde que un golpe de Estado en 2020 derrocó al presidente democráticamente elegido de Mali. El coronel del ejército que tomó el poder, Assimi Goita, ha tratado de distanciar al país de sus antiguos socios internacionales.

El año pasado, las tropas francesas abandonaron territorio maliense tras casi una década de ayudar a combatir a los extremistas en la excolonia. Y ahora las fuerzas de paz de la ONU están en proceso de partir a petición del gobierno liderado por la junta militar de Mali.