Malestar en la oposición siria tras la reunión de los ministros de Defensa turco y sirio

BEIRUT/ANKARA, 4 ene (Reuters) - La oposición política y armada de Siria insta a Turquía, su aliado desde hace décadas, a reafirmar su apoyo a su causa, tras las conversaciones de más alto nivel mantenidas en público entre Ankara y Damasco desde que comenzó la guerra siria en 2011.

Turquía ha proporcionado un apoyo firme y una base de operaciones a los opositores políticos al régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, al tiempo que ha entrenado y combatido junto a los rebeldes armados contra las tropas gubernamentales sirias.

Sin embargo, los ministros de Defensa turco y sirio se reunieron en Moscú el 28 de diciembre, con la migración y los militantes kurdos asentados en la frontera de Siria con Turquía en la agenda, según un responsable turco.

Esto ha provocado malestar en la oposición armada y política siria.

El líder de Hayat Tahrir al-Sham, un grupo insurgente de línea dura, dijo en un discurso grabado en vídeo publicado el lunes que las conversaciones entre Siria, Rusia y Turquía constituyen una "peligrosa desviación".

Ahrar al-Sham, otra facción islamista, dijo que aunque "comprende la situación de nuestro aliado turco", "no puede ni pensar en reconciliarse" con el Gobierno sirio".

La Coalición Nacional Siria, organización que aglutina a la oposición, se reunió el martes con el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu.

Éste aseguró el apoyo continuado de Turquía "a las instituciones de la oposición siria y a los sirios en las zonas controladas por la oposición", declaró Abdurrahman Mustafa, jefe del "Gobierno provisional" de la oposición respaldado por Turquía.

Un alto cargo turco dijo a Reuters que había visto las "reacciones" de las facciones rebeldes a la reunión, pero que "Turquía determina su propia política".

"No es realista esperar un resultado inmediato de la primera reunión de ministros", dijo el alto cargo.

El acercamiento turco-sirio parecía impensable al principio del conflicto, que ha matado a cientos de miles de personas, implicado a numerosas potencias extranjeras y dividido Siria en varias zonas de influencia.

El presidente turco Tayyip Erdogan ha calificado a Asad de terrorista y ha dicho que no puede haber paz en Siria con él en el poder, mientras que Asad ha llamado ladrón a Erdogan por "robar" tierras sirias.

No obstante, las reuniones entre los responsables de seguridad de ambos países el año pasado allanaron el camino para la cumbre de ministros de Defensa.

(Información de Maya Gebeily en Beirut y Huseyin Hayatsever y Orhan Coskun en Ankara; edición de John Stonestreet; editado en español por Darío Fernández)