Malestar en parte del Gobierno con Carrió por sus dichos sobre Santiago Maldonado

LA NACION

En medio del conflicto del caso Maldonado y justo el día de cierre de campaña, algunos funcionarios del presidente Mauricio Macri dejaron trascender que existe malestar con las declaraciones recientes de la candidata a diputada de Vamos Juntos en la Ciudad de Buenos Aires, Elisa Carrió, y acordaron con ella suspender las últimas apariciones televisivas de la campaña para las elecciones del domingo.

De todos modos, a media tarde, los voceros oficiales buscaron bajarle el tono al conflicto y aseguraron que "no pasó nada" y que las declaraciones de Carrió "no fueron un tema de análisis del Gobierno, ni del jefe del Gabinete ni del Presidente".

Desde el entorno de Carrió replicaron por lo bajo, ante la consulta de LA NACIÓN, que Gobierno "no debería criticar a Lilita y debería preocuparse de conducir los servicios de inteligencia" que no pudieron prevenir el caso de la desaparición de Santiago Maldonado y del conflicto con la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) en Esquel.

"Lilita dijo las cosas que dijo por su intención de que aparezca con vida y no lo hizo de mala fe", dijo a LA NACIÓN un allegado a la diputada de la CC. Además, puso de relieve que Carrió pidió perdón a la familia.

También señaló que desde el entorno de Carrió se percibe cierta frialdad en el trato con la Casa Rosada en los últimos tiempos. De hecho, altos funcionarios de la Casa Rosada comentaron con malestar que "Carrió suele meter la pata en el final de la campaña y tenemos que amordazarla".

Se referían a dos recientes declaraciones públicas desafortunadas de Carrió. Ella había dicho que "hay un 20% de posibilidades que Maldonado esté en Chile" y luego de encontrado el cuerpo que podría ser de Maldonado, al referirse al estado de descomposición por las aguas heladas del río Chubut, comparó esa situación con la de Walt Disney.

Luego de ello le pidieron a Carrió que suspendiera las apariciones televisivas del final de la campaña en programas en Canal 13, Telefé y en América TV. En la Casa Rosada aclararon que esas fueron decisiones de la campaña de Cambiemos de la Ciudad de Buenos Aires. "No puede pasar por alto que hay una familia y hay que respetarla", señalaron.

Pero cerca del jefe del Gabinete, Marcos Peña, aclararon que "quienes critican a Carrió no representan al Gobierno, ni al jefe del Gabinete ni al Presidente".

De todos modos, tanto en Balcarce 50 como en el entorno de la cantante, desestiman que los errores discursivos de Carrió por el caso Maldonado puedan torcer el rumbo general de las elecciones. Y ambas partes ratificaron la solidez de la alianza en el frente Cambiemos