Malestar: los más de 100 pasajeros varados por la cancelación del segundo avión venezolano-iraní no saben cuándo viajarán

·4  min de lectura
Cientos de pasajeros varados en Ezeiza luego de que desviarán un segundo avión venezolano-iraní a Bolivia.
Cientos de pasajeros varados en Ezeiza luego de que desviarán un segundo avión venezolano-iraní a Bolivia.

Tras el escándalo internacional con el avión de Emtrasur que ya lleva diez días retenido en la Argentina, ahora hay más de cien pasajeros varados debido a la cancelación de un vuelo de la aerolínea Conviasa con destino a Caracas que iba a ser realizado con una segunda aeronave venezolana-iraní que nunca arribó al país.

Un centenar de personas debía volar anteayer por la mañana desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza hacia la capital venezolana, pero el avión que tenía que llevarlos nunca llegó a Buenos Aires. El día anterior partió desde Caracas, se desvió a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) –dejando pasajeros también varados allí– y canceló el tramo final de viaje.

Santa Catalina: la perla natural del conurbano que está amenazada por la posible venta de sus terrenos

Jesica, una mujer argentina de 33 años, iba a viajar para sorprender a una amiga venezolana en su cumpleaños y luego pasar unos días con ella en Caracas, pero ya no llegará.

“El vuelo era el martes a las 7. Cuando llegué al aeropuerto, a las 3, me enteré de que estaba cancelado. A los que somos argentinos nos mandaron a nuestras casas y a los extranjeros los mandaron a hoteles, que debieron pagar ellos mismos. Todo con muy mala actitud. Al día siguiente nos llegó un mail, porque supuestamente el vuelo iba a salir ayer; entonces volvimos al aeropuerto, con todo el gasto que eso conlleva. Y otra vez lo cancelaron, sin darnos explicaciones. Fue un caos y a algunos los mandaron a un hotel. Encima, no atienden los teléfonos, no responden por ningún lado y culpan al gobierno argentino por la situación”, contó a LA NACION.

Para Jesica, que vive en la localidad bonaerense de San Martín, cada traslado a Ezeiza representa 3000 pesos, por lo que la cancelación ya le costó 10.000 pesos, que se suman a los casi 1300 dólares que salió el pasaje.

La situación que atraviesa Jesica es similar a la están viviendo los padres de Micaela, una joven venezolana que está esperando que sus padres de 64 y 67 años viajen a Caracas en el vuelo cancelado.

“Yo les compré los pasajes a mis padres para que vinieran. El martes llegaron al aeropuerto a la 1, hicieron la fila para el check in hasta las 5 sin novedades. No revisaban a nadie, no avanzaba, hasta que les informaron que el vuelo se cancelaba. El teléfono de contacto que les dieron no existe, no atienden. Cada cual se trasladó a donde pudo. Mis padres por suerte pudieron volver a la casa de los familiares que los alojaban, pero mucha gente se pagó su propio hotel y otros durmieron en el aeropuerto. Hay familias enteras, adultos mayores, bebés, mascotas. Ayer, cuando supuestamente iba a salir el vuelo reprogramado, se volvió a cancelar y ahora no hay noticias. Es muy absurdo todo”, relató.

El vuelo debía realizarse con un avión comprado recientemente a la empresa iraní Mahan Air, la misma empresa sancionada por Estados Unidos e involucrada en el misterioso avión que aterrizó en Ezeiza el lunes de la semana pasada con tripulantes venezolanos e iraníes ahora investigados por la Justicia.

Comunicado difundido por la aerolínea en las últimas horas
Comunicado difundido por la aerolínea en las últimas horas


Comunicado difundido por la aerolínea en las últimas horas

Según trascendió, el gobierno de Nicolás Maduro habría decidido que la aeronave no llegara a Buenos Aires por miedo a que también fuera retenida. Otra versión que circuló en las últimas horas fue que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) de la Argentina no habría aprobado el vuelo.

Sin respuesta

LA NACION intentó sin éxito comunicarse con Conviasa, pero accedió al comunicado que la línea aérea envió hoy a los pasajeros. En el mismo, la empresa se disculpa por los inconvenientes causados en los vuelos Caracas-Ezeiza-Caracas de fecha 13 de junio, V03550, y 14 de junio, V03551, y sostiene que una vez aprobados los permisos por la ANAC les confirmarán a los clientes la reprogramación de sus vuelos.

A la confusión general, se suman los rumores acerca del traspaso de los pasajeros varados a vuelos de Boliviana de Aviación, la aerolínea de bandera de Bolivia. Sin embargo, en el mostrador de la empresa ubicado en la terminal aérea internacional informaron extraoficialmente que ellos no trasladaron a ninguno de los pasajeros ni en vuelos comerciales ni en vuelos chárter; aclararon que la compañía no tiene voceros en la Argentina.

Según comentó Jesica, la estadía en los hoteles que dispuso Conviasa vence mañana y luego no saben qué pasará. Además, algunos de los pasajeros venezolanos tienen temor de hablar con los medios por miedo a represalias del gobierno de su país. Mientras tanto, siguen aguardando un mail o una llamada que les asigne un lugar para viajar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.