Malasia se une a Indonesia y pide reunión de urgencia sobre crisis birmana

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bangkok, 20 mar (EFE).- El primer ministro de Malasia, Muhyiddin Yassin, llamó a una reunión de urgencia de los países del Sudeste Asiático, reclamada previamente por Indonesia, para abordar la crisis en Birmania desatada tras el golpe de Estado militar.

"Estoy horrorizado por el uso persistente de la violencia letal contra civiles desarmados que ha conllevado a un alto número de muertes y heridos, además de sufrimiento a lo largo de la nación. No hay justificación, el uso de munición real contra manifestantes pacíficos es inaceptable", dijo anoche Yassin en un comunicado.

Desde el sublevamiento militar del 1 de febrero, al menos 235 personas han perdido la vida -incluidas 10 este viernes- en la brutal represión de las fuerzas de seguridad contra las protestas a lo largo de Birmania en rechazo a la toma del poder del Ejército, apunta la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP).

"Esta deplorable situación debe parar inmediatamente", reclamó el mandatario al insistir en la búsqueda de una "solución pacífica" mediante el "diálogo" y la "negociación" de todas las partes implicadas para evitar una "mayor escalada de tensión".

Yassin exigió a los militares la "liberación incondicional" de la depuesta líder birmana, Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario desde el levantamiento militar y a quien los militares acusan de una serie de delitos, entre ellos el de corrupción.

El dirigente malasia expresó su apoyo a la solicitud presentada el viernes por el presidente de Indonesia, Joko Widodo, de realizar una reunión de urgencia entre los países que conforman la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para tratar la crisis birmana.

"Malasia, como parte de ASEAN, no puede permitir ver a una nación hermana como Birmania ser desestabilizada por las manos de unos pocos que buscan promocionar sus propios intereses", dijo el primer ministro, sin especificar contra quien va dirigido el mensaje.

Los manifestantes reclaman que los uniformados restauren el sistema democrático, respeten los resultados de las elecciones de noviembre y la libertad para todos los detenidos por la junta militar, alrededor de 2.000 personas según AAPP.

El Ejército, por su parte, defiende la dura actuación de las autoridades y justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los citados comicios de noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi y que fueron calificados de legítimos por los observadores internacionales.

La ASEAN, fundada en 1967, está formada por: Indonesia, Malasia, Tailandia, Filipinas, Singapur, Brunéi, Vietnam, Laos, Birmania y Camboya y se estableció con el objetivo de fomentar el desarrollo regional y el mantenimiento de la estabilidad política.

(c) Agencia EFE