Malasia propondrá a la ASEAN una relación informal con la oposición birmana

·3  min de lectura

Bangkok, 1 may (EFE).- El gobierno de Malasia indicó este domingo que propondrá al resto de países que conforman la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) mantener una relación informal con la oposición política de Birmania, creada tras el golpe de Estado perpetrado por los militares en febrero de 2021.

El ministro malasio de Exteriores, Saifuddin Abdullah, quien recientemente admitió mantener contactos con el autodenominado Gobierno de Unidad Nacional, leal a la líder derrocada Aung San Suu Kyi, pondrá sobre la mesa un acercamiento informal con la disidencia en la reunión sobre la asistencia de la ASEAN a Birmania que mantendrán los cancilleres la próxima semana.

"No estamos proponiendo que la ASEAN reconozca a otros gobiernos, pero tal compromiso informal puede ser concebible, especialmente sobre cómo se puede entregar la ayuda humanitaria a la gente de Birmania que todavía está en su país”, matizó Saifuddin en una rueda de prensa, según la agencia pública Bernama.

El canciller también señaló que durante la cita con sus homólogos, que tendrá lugar mediante videoconferencia, planteará duplicar la ayuda humanitaria a Birmania y fortalecer la posición y funciones del enviado especial de la ASEAN para Birmania.

Estos últimos dos puntos forman parte del acuerdo alcanzado por los mandatarios del bloque con el líder de la junta militar, Min Aung Hlaing, en abril de 2021; entre los que se encuentra además terminar con la violencia contra los civiles y un diálogo constructivo que incluya a todas las partes implicadas.

Sin embargo, desde entonces se ha realizado poco o ningún progreso, si bien el actual enviado especial, el ministro camboyano Prak Sokhonn, viajó al país a mediados de marzo, por primera vez tras la sublevación militar del 1 de febrero de 2021 y la posterior brutal represión de las autoridades con la disidencia.

Malasia, Indonesia, Brunéi, Singapur y Filipinas se han mostrado críticos con el poco avance efectuado por los militares golpistas, mientras que otros socios de la ASEAN (a la que también pertenece Birmania) como Camboya, Tailandia, Laos y Vietnam han mantenido una posición mas comprensiva con los sublevados.

Por ello, el líder golpista y el ministro birmano de Exteriores han sido vetados en las reuniones de alto rango del bloque del Sudeste Asiático, si bien representantes militares han participado en otras citas.

El golpe sumió a Birmania en una profunda crisis económica, política y social, con un régimen militar que no ha conseguido hacerse con el control del país y un gobierno paralelo en la sombra que trata de ganar influencia nacional e internacional.

En el último año también se han exacerbado los conflictos armados del Ejército con grupos armados de las minorías étnicas, que en los últimos meses se han acercado al gobierno paralelo y la milicia creada por estos para unirse ante el enemigo común.

Al menos 1.803 personas han muerto a raíz de la brutal represión ejercida por policías y soldados, que han llegado a disparar a matar contra manifestantes pacíficos y desarmados, conforme a los datos recabados por la oenegé Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) en Birmania.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.