Malasia declara confinamiento casi total por pandemia

·2  min de lectura
Soldados armados montan guardia fuera del área residencial de Pangsapuri Permai, colocada bajo confinamiento debido al drástico aumento en el número de casos de COVID-19 durante los últimos 10 días en Cheras, en los alrededores de Kuala Lumpur, Malasia, el viernes 28 de mayo de 2021. (AP Foto/Vincent Thian)

KUALA LUMPUR (AP) — El primer ministro de Malasia anunció el viernes un confinamiento casi total por la pandemia del coronavirus en el país, suspendiendo por dos semanas las actividades económicas y sociales para contener contagios.

Muhyiddin Yassin precisó que la decisión de implementar el encierro a partir del 1 de junio se produce luego que las infecciones superaron 8.000 el viernes por primera vez, causando temor de que la enfermedad salga de control.

Este mes, el gobierno impuso un confinamiento parcial hasta el 7 de junio, sin cerrar los negocios para prevenir una catástrofe económica, pero las nuevas infecciones han subido desde el festival musulmán de Eid, cruzando los 6.000 el 19 de mayo por primera vez y llegando a 8.290 el viernes.

Eso elevó el total de casos en el país a 549.514. El ministerio de Salud reportó además otras 61 muertes el viernes, elevando el saldo a 2.552: casi 40% de ellas este mes. Los totales de casos y muertes en Malasia han subido casi cinco veces comparados con todo el año pasado.

Muhyiddin dijo en una declaración que se cerrarán todas las actividades de negocios del 1 al 14 de junio, en la primera fase del encierro, excepto los servicios esenciales.

Si los casos diarios bajan, algunos sectores económicos podrán reabrir sus puertas en la segunda fase, que va a durar cuatro semanas, dijo. Después de eso, el país regresará a los controles actuales, con una reanudación de las actividades empresariales, pero no las actividades sociales.

Muhyiddin prometió que el gobierno fortalecerá el sistema de salud pública para asegurarse de que no colapse y que va a aumentar las vacunaciones.

El ministro sénior Ismail Sabri dijo viernes que muchos musulmanes malayos violaron las restricciones del COVID-19 que les prohibían visitarse durante el Eid.

Dijo que se detectaron 24 grupos de infectados, con 850 casos confirmados. Muchos de los casos eran de personas asintomáticas, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.