Malala Yousafzai: quisieron matarla por estudiar en su país y se recibió en Oxford

LA NACION

Malala Yousafzai obtuvo una nueva victoria en su corta pero agitada vida. La joven de 22 años, referente y activista por los derechos humanos, que sobrevivió a un brutal ataque por parte de soldados talibanes en Paquistán por promover la educación de las niñas, finalizó su licenciatura en Filosofía, Política y Economía en la universidad británica de Oxford.

La referente comunicó su graduación a través de las redes sociales. En Twitter, publicó dos fotos anunciando la noticia. En una de ellas está celebrando con su familia frente a un pastel de graduación. La otra fue tomada después del tradicional festejo de graduación, en el que los estudiantes son cubiertos de comida tras completar sus exámenes.

Nuevo permiso de circulación: cómo sacarlo para transporte público y particular

"Es difícil expresar mi alegría y gratitud en este momento cuando completé mi licenciatura en Filosofía, Política y Economía en Oxford. No sé lo que está por delante. Por ahora, será Netflix, leer y dormir", expresó su felicidad.

La historia de Malala

Malala, junto a su familia, viven en Birmingham, Gran Bretaña después de salir de Paquistán, su país natal, tras el atentado talibán por decir que se debería permitir a las niñas permanecer en la educación.

Con tan sólo 11 años, Malala tenía un blog en el que escribía con el seudónimo de Gul Makai y describía el pánico reinante bajo el yugo de los extremistas. Por sus denuncias, los talibanes la acusaron de vehicular "la propaganda occidental" y decidieron matarla.

En octubre de 2012, cuando tenía 14 años, Yousafzai fue herida en la cabeza cuando un miliciano irrumpió en su ómnibus escolar y le disparó en la cabeza, el cuello y el hombro mientras viajaba a casa desde la escuela.

Desde entonces Yousafzai repite constantemente que el talibán, lejos de enmudecerla, ha amplificado su voz. En 2014, se convirtió en la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz, a la edad de 17 años.

También escribió un libro, habló ante las Naciones Unidas, creó una fundación para la construcción de escuelas y promovió la integración de los refugiados.