La mala suerte de Fernando Alonso no es una leyenda urbana

·4  min de lectura
Fernando Alonso sufrió de nuevo problemas de fiabilidad en Austria cuando mejor pintaban las cosas (Photo by Alessio De Marco/LiveMedia/NurPhoto via Getty Images)
Fernando Alonso sufrió de nuevo problemas de fiabilidad en Austria cuando mejor pintaban las cosas (Photo by Alessio De Marco/LiveMedia/NurPhoto via Getty Images)

Que a Fernando Alonso no le ha acompañado la suerte a lo largo de varios años de su carrera no es ninguna excusa. Ya no es que solo lo digan sus aficionados o nosotros como prensa española, sino que dentro del Gran Circo siempre se ha dado por sentado de que si el asturiano hubiese tenido mejor fortuna con los coches que ha conducido, no solo serían dos los campeonatos que tendría en sus vitrinas. Actualmente no puede luchar por un título, pero la suerte tampoco está cayendo de su lado.

De hecho, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que el mal fario que le persigue en este 2022 puede ser de los más prolongados a los que se ha enfrentado a lo largo de su carrera. Solo hace falta ver la diferencia de puntos en la clasificación general respecto a su compañero de equipo Esteban Ocon. El francés le saca 23 puntos al español en 11 carreras disputadas, mientras que en clasificación es el asturiano el que gana la batalla con un 6-5 hasta el momento.

La verdad es que Ocon está cada vez más asentado en Alpine pero la velocidad es por lo menos pareja, aunque los números reflejen otra cosa. Por ejemplo, está última carrera disputada en Austria. Alonso tuvo un problema de batería en la carrera al sprint y en la carrera del domingo fue décimo teniendo que remontar a pesar de hacer un pit-stop para recolocar una rueda que no entró bien en la vuelta anterior. Ocon, en cambio, tuvo un fin de semana de lo más plácido y exprimiendo el motor galo acabó quinto. En un GP sumó 12 puntos cuando en los libres era Alonso la referencia en la tabla de tiempos.

Pero es que la mala fortuna viene de mucho antes. Empezando por el Gran Premio de los Emiratos Árabes, cuando estaba luchando en la sexta posición, su motor le dejó tirado. Y el fin de semana siguiente, en Australia, cuando Alonso estaba luchando por ser 4º/5º en la clasificación su Alpine volvió a fallar. Se fue al fondo de parrilla y en Melbourne es muy difícil adelantar. En el GP de casa, en Barcelona, en la clasificación el equipo lo lanzó en medio del tráfico y se quedó en Q1 cuando la Q3 era algo muy factible.

Esta temporada resulta complicado ver a Fernando Alonso con una sonrisa en la cara. Foto: REUTERS/Leonhard Foeger
Esta temporada resulta complicado ver a Fernando Alonso con una sonrisa en la cara. Foto: REUTERS/Leonhard Foeger

El nivel de pilotaje de Fernando Alonso es muy alto. Solo hace falta ver la clasificación de Canadá, donde en situaciones mixtos se colocó en primera fila. Pero después una mala estrategia del equipo y una posterior sanción lo mandó al 10º puesto, para seguir con la mala suerte. Pero otras actuaciones como la de hace unos días en Silverstone (5º) o la de Mónaco (7º), siendo mucho más rápido que Ocon en cada sesión, nos recuerdan que para nada se está viendo superado. La remontada en España es otro ejemplo.

La buena suerte es algo que le ha escaseado mucho más de lo que ha decantado la balanza a su favor. Quizás la vez que tuvo más suerte es cuando Schumacher rompió motor en Japón 2006 cuando iba directo a arrebatarle el título al español. Pero, en términos de títulos, ahí se quedó la fortuna para Alonso. En 2007 se quedó a un solo punto después de todo el caos que vivió en McLaren; en 2010 se quedó a cuatro de Vettel después de una estrategia pésima de Ferrari cuando lo tenían todo de cara; y en 2012 se quedó a tres del alemán después de que a este le rompieran el chasis, pero no lo suficiente como para abandonar. Siete puntos que han impedido que Alonso sea pentacampeón.

Sí, estamos hablando de ciencia ficción porque cambiar el pasado es imposible. Pero no, no estamos poniendo ninguna excusa para justificar los resultados de Alonso. A lo largo de la trayectoria ha quedado más que demostrado que con más suerte la historia del español sería mucho mejor de lo que ya es, que no es precisamente poco. Y en este 2022 no se está luchando por cosas grandes, pero otra vez la poca fortuna está impidiendo que el talento de Fernando se refleje en la clasificación.

Vídeo | Vettel: "Debemos encontrar una forma más sostenible de practicar nuestro deporte"

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.