Por qué es una mala noticia que estén desapareciendo los parásitos

·3  min de lectura
Ascariasis is a disease caused by the parasitic roundworm Ascaris lumbricoides for education in laboratories.
El parásito Ascaris lumbricoides

Los parásitos están desapareciendo. Según los expertos, casi una décima parte de los animales parásitos que pueblan nuestro planeta está camino de la extinción en los próximos 50 años. Y por mucho que pensemos lo contrario, este hecho debería preocuparnos y mucho.

Antes de entrar en las razones por las que nos debería importar, vamos a comentar los motivos por los que se están extinguiendo. Y son motivos ya conocidos. En primer lugar, porque se están extinguiendo especies, y si un parásito se especializa en una especie y esta especie desaparece, el parásito también desaparece. También están afectados por el cambio climático, por la pérdida de hábitats, y en muchos casos, por las campañas de erradicación puestas en marcha por los humanos.

Vaya, una recopilación de los motivos por los que desaparecen las especies en nuestro planeta. Y siguen siendo parásitos, animales que o bien se aprovechan de otros, o incluso causan enfermedades. Sigue resultando difícil preocuparse por ellos.

Lo primero que se podría decir para argumentar contra esto es una cuestión moral. Que es la misma que se usa para cualquier otra especie: qué derecho tenemos los seres humanos para extinguir ninguna especie. Bien de manera directa, como la erradicación, bien indirecta como el cambio climático, los humanos no deberíamos extinguir ninguna especie.

Y puede ser un argumento de peso, pero tal vez no el más interesante. En cambio, el papel que juegan los parásitos en los ecosistemas, algo de lo que nos beneficiamos directamente aunque no seamos conscientes, puede convencernos más.

El parasitismo se puede entender, desde un punto de vista ecológico, como una forma de depredación. La diferencia es que un parásito no siempre mata a su presa, y si lo hace suele hacerlo poco a poco.

Pero en otros muchos aspectos, parásitos y depredadores son muy similares. Uno de estos aspectos tiene que ver con el control de las poblaciones. Si lo pensamos con depredadores, se entiende rápido: si los depredadores desaparecen, las poblaciones de sus presas comienzan a crecer. Y pueden llegar a crecer mucho. Lo que supone una presión sobre las especies de las que se alimenten las presas, que pueden llegar a extinguirse, generando de nuevo un impacto sobre el ecosistema.

Con los parásitos ocurre lo mismo. La presencia de parásitos ayuda a controlar las poblaciones de los animales a los que parasitan. Si el parásito genera enfermedades, la relación es mucho más directa y mucho más clara, o si el parásito mata a su presa. Pero incluso si no lo hace, un parásito ayuda a controlar a la población de sus hospedadores, que es el nombre que se le da en la terminología ecológica.

Y queda un factor más, lo que podemos aprender de los parásitos. Un ejemplo que se suele utilizar es el de las sanguijuelas, gracias a las cuales se aprendió bastante sobre la circulación en humanos, que se usaron como tratamiento médico, y cuyos anticoagulantes - porque así consiguen alimentarse de sangre durante largos periodos de tiempo - han ayudado a entender cómo funcionan estas sustancias.

Así que sí, que desaparezcan los parásitos es una muy mala noticia, que nos debería preocupar seriamente.

Me informé leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.