Mal arbitraje en el Toluca contra Cruz Azul

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 15 (EL UNIVERSAL).- A pesar de que fue un cierre cardiaco, en el que el Cruz Azul estuvo a punto de no perder en casa, el triunfo del Toluca (2-3) estuvo envuelto de polémica, por el trabajo de los árbitros en el Estadio Azteca.

Fernando Hernández y el VAR se llevaron los reflectores, hicieron del Cruz Azul vs Toluca un duelo lleno de tarjetas y reclamos, evidencia de la crisis que viven los silbantes en la Liga MX.

La recta final del partido fue la causa: Una expulsión, tras una entrada de Sebastián Jurado sobre Haret Ortega, le dio la ventana al Toluca para ganar.

Pero la cosa no quedó ahí. Más allá de que Ramiro Funes Mori se estrenó (19’) con gol en su debut, del empate transitorio de Jean Meneses (29’), el 1-2 de Marcel Ruiz (42’) o el esperanzador 2-2 de Rodrigo Huescas, el arbitraje una vez más expuso su bajo nivel.

Tras el penalti que anotó Camilo da Silva para la victoria escarlata, el Cruz Azul se fue al frente y puso nervioso a Tiago Volpi, quien había sido determinante.

En uno de esos ataques, Ignacio Rivero se quejó de que lo abrazaron en el área -en un tiro de esquina-, pero no, pese a la revisión, el central decidió no marcar y continuar el juego.

Y así acabó el partido, con un ambiente tenso, reclamos y un sinfín de tarjetas.

Ahora, el Cruz Azul ya suma cuatro derrotas luego de ocho fechas, con la presión de no dejar ir más puntos en un fugaz y apretado Apertura 2022.

Mientras tanto, Ignacio Ambriz y el competitivo plantel que la directiva le armó para este torneo, sigue cumpliendo y ya está en la cima de la clasificación con 20 puntos.

Caótica tarde.