El maíz enlatado también comienza a escasear en los supermercados: ¿por qué?

Ivette Leyva
·2  min de lectura

Primero fue el papel higiénico, luego el gel antibacterial para las manos… y así ha ocurrido con productos de todo tipo que de repente han empezado a escasear en los supermercados.

Son las consecuencias de las afectaciones que llegan con la pandemia de coronavirus que azota a casi todo el planeta.

Pues ahora a esta lista se ha venido a sumar el maíz enlatado, ese que empleamos para ensaladas, para dulces caseros o para mezclarlo con el arroz en platos provenientes de diversas tradiciones.

De acuerdo con un informe publicado por The Wall Street Journal, la actual pandemia ha llegado a alterar la cadena de suministro de maíz dulce en varias formas, lo que significa que pudiera hacerse difícil de localizar en los establecimientos de comestibles que solemos visitar.

Según el documento, el maíz dulce que se cultiva expresamente para enlatar constituye una parte pequeña de la cosecha total de maíz en Estados Unidos, y esta se produce sólo una vez al año, lo que significa que el suministro cosechado cada verano tiene que durar meses.

A la lista de productos difíciles de encontrar en los supermercados se ha unido el maíz enlatado. Foto: Getty
A la lista de productos difíciles de encontrar en los supermercados se ha unido el maíz enlatado. Foto: Getty

Durante la primavera, en pleno periodo de confinamiento y de cierre casi total de las ciudades, los consumidores en el país prácticamente arrasaron con las estanterías y llegaron a acumular grandes cantidades de productos hasta entonces estables. Esto significó que los minoristas agotaron sus inventarios.

Según los datos recopilados por Nielsen que son citados en el artículo, las ventas de maíz enlatado aumentaron más del 47% por encima de los niveles del año 2019, y eso en apenas las 23 semanas que concluyeron el 8 de agosto.

En plena crisis, grandes empresas de conservas como Del Monte y Green Giant intentaron que los agricultores plantaran más maíz, pero estos ya habían cumplido con la mayor parte de sus planes para el año.

También se han producido problemas en el transporte de este vegetal, ya que las compañías de camiones redujeron sus flotas, dejando muy pocas unidades para transportar el enorme aumento de la demanda que se experimentó al comienzo de la crisis por el coronavirus.

Por ello, algunas entregas se retrasaron, puesto que las empresas de transporte rechazaron varios contratos para luego aceptar pedidos de última hora que les pagaban precios más altos, explica el diario.

De manera que el maíz también ha integrado la lista de los artículos comestibles y básicos para el hogar que sufren de la escasez relacionada con el coronavirus, ya que, como decíamos al inicio, los suministros de carne, papel higiénico e incluso latas de aluminio también se han visto afectados por la pandemia.

También te puede interesar:

VIDEO | Cómo el covid está impactando la cadena de suministro de carne en EE.UU.