El magnate Fenech fue el "único cerebro" del asesinato de Caruana, según un testigo

Agencia EFE

Roma, 4 dic (EFE).- El empresario maltés Yorgen Fenech fue el "único cerebro" en el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia en 2017, según testificó hoy el considerado intermediario del crimen y principal testigo, Melvin Theuma, informan los medios locales.

Fue la primera vez que testificaba ante los investigadores Theuma, un taxista maltés acusado de mediar entre quien ordenó el homicidio y los ejecutores y al que se le ha indultado por aportar datos sobre este crimen que ha sacudido la isla europea.

Preguntado por la autoría intelectual del homicidio, Theuma dijo: "Puedo asegurar que Yorgen Fenech fue el único cerebro. Sólo él habló conmigo", según recoge el diario "Times of Malta".

El magnate, dueño de una central eléctrica, fue arrestado el 20 de noviembre cuando trataba de huir de la isla en su yate, un día después de que Theuma fuera detenido por otro caso y ofreciera una serie de revelaciones sobre el asesinato de Caruana Galizia.

La detención del empresario provocó un terremoto político en Malta porque acusó de estar involucrado al jefe de gabinete del Gobierno, Keith Schembri, y causó la dimisión del ministro de Turismo, Konrad Mizzi y el de Economía, Chris Cardona, por su presunta relación financiera con él.

Caruana Galizia fue asesinada a los 53 años en octubre de 2017 con un coche bomba cuando investigaba los nexos de corrupción en las altas esferas maltesas y publicaba sus conclusiones en su popular portal de internet "Running Commentary".

Por toda esta crisis política, y tras días de presión en las calles y por parte de la oposición, el primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha avanzado que dimitirá en enero, una vez que el Partido Laborista designe un sucesor.

En los últimos días ha trascendido que Fenech pudo pagar 150.000 euros a los presuntos ejecutores del crimen, Vincent Muscat y los hermanos Alfred y George Degiorgio, ya enjuiciados, y que el explosivo pudo llegar desde la mafia siciliana Cosa Nostra.

Theuma señaló que los planes para asesinar a la periodista surgieron a principios de 2017 y que se paralizaron con la convocatoria de elecciones anticipadas ese mismo año por el escándalo de los Papeles de Panamá.

El domingo 4 de junio, un día después de los comicios, el taxista recibió un mensaje del empresario pidiéndole que dijera a los hermanos Degiorgio que continuaran con los planes: "Diles que sigan con eso. Quiero matar a Daphne", explicó el testigo.

Tras el asesinato el taxista aseguró haber vivido un enorme miedo y que empezó a tener problemas con la bebida, por lo que el empresario, preocupado, le pagó 5.000 euros para que se fuera de vacaciones y aseguró que había estado desintoxicándose de la droga.

Afirmó que temió que el empresario y los asesinos estuvieran conspirando para matarlo, por lo que empezó a grabar sus conversaciones.

La audiencia de Theuma ha quedado suspendida a la espera de que se realicen copias de esas grabaciones y sean entregadas a la Corte, y se retomará previsiblemente el próximo 12 de diciembre a las 9.30 horas locales (8.30 GMT).

(c) Agencia EFE